Quemaduras, grado y que hacer

Es toda lesión producida por el calor en cualquiera de sus formas. Los factores que determinan la gravedad de una quemadura son:

Profundidad: condiciona la cicatrización.

Extensión: el peligro de muerte es directamente proporcional a la superficie quemada.

Localización: cara, manos, orificios naturales, genitales, etc.

Edad: niños y ancianos.

Riesgos de infección: se produce siempre por la pérdida de la piel.

Según la profundidad se clasifican en tres grados:

Primer grado o eritema: es el enrojecimiento de la piel. Afecta a la epidermis.

Segundo grado: afecta a la epidermis y dermis. Aparecen ampollas que contienen plasma en su interior.

Tercer grado: afecta a la hipodermis, dermis y epidermis y pueden afectar a músculos, nervios, vasos sanguíneos, etc. Se caracteriza por una escara de color negruzco o castaño oscuro. No son dolorosas, por la destrucción de las terminaciones nerviosas del dolor.

Por su extensión puede existir gravedad. Una forma rápida de calcular la superficie quemada, consiste en utilizar como unidad de medida la palma de la mano de la víctima, que equivale al 1% de su superficie corporal.

Consideraremos grave a toda aquella quemadura que afecte a más del 1% de la superficie corporal, excepto si es de primer grado.

Primeros auxilios en caso de quemaduras:

Valorar el estado general de la víctima y asegurar las constantes vitales.

Enfriar la quemadura inmediatamente, poniendo la zona afectada bajo un chorro de agua fría, por lo menos durante 10 minutos o incluso más, si no desaparece el dolor. En caso de quemaduras químicas, ampliar el intervalo a 15 ó 20 minutos bajo el chorro de agua abundante.

Cubrir la zona afectada con apósitos estériles o en su defecto muy limpios (sábanas, fundas de almohadas, etc.) y humedecidos.

NO aplicar cremas, pomadas o cualquier otro medicamento o producto.

NO quitar, como norma general, la ropa a la víctima, sobre todo si está adherida a la piel. Solamente quitaremos la ropa en caso de que esté impregnada en productos cáusticos o hirvientes.

NO dar nada de beber. Si tiene sed, humedeced sus labios.

NO pinchar las ampollas.

Retirar los anillos, relojes, pulseras, etc.

Si la persona está ardiendo, impedir que corra. Apagar las llamas cubriéndola con una manta o similar, o haciéndola rodar en el suelo.

Si la quemadura es extensa, prevenir la aparición del shock.

Trasladar a la víctima a un centro especializado cuanto antes. Allí se valorará, entre otras cosas la administración de líquidos.

Primeros auxilios en caso de Quemaduras

Clasificación y Síntomas:

Primer grado:

  • Enrojecimiento de la piel.

Segundo grado:

  • Ampollas.

Tercer grado:

  • Destrucción de tejidos.

Que debemos hacer ?

Primer grado:

  • Lavar con agua fría y jabón.
  • Colocar compresas de agua fría.

Segundo Grado:

  • Lavar con agua hervida, fría y jabón.
  • No reventar ampollas, llamar a una ambulancia o llevarlo a un centro asistencial si la extensión es mayor que la palma de la mano.

Tercer Grado:

  • Lavar con agua hervida fría.
  • Cubrir con gasa.
  • Llamar a su servicio de Emergencias Médicas o llevar a un centro asistencial.

Precauciones:

  • Nunca arranque la ropa que está pegada a la piel.
  • No untar chocolate, dentífrico, telaraña, aceite, petróleo, etc.