Método y medio de entrenamiento

MÉTODOS DE ENTRENAMIENTO.

Uno de los problemas que no ha solucionado por el momento la teoría del entrenamiento es determinar cuales métodos son los más eficaces para alcanzar los mejores resultados deportivos. Esto se debe a que no todos los deportistas responden de igual modo a los mismos métodos. De hecho, un mismo deportista puede responder de una manera totalmente distinta ante un método de entrenamiento aplicado en dos momentos diferentes.
Los métodos de entrenamiento han sido definidos como procedimientos planificados de transmisión y configuración de contenidos, dentro de unas formas dirigidas a un objetivo. Los métodos de entrenamiento pueden ser divididos en tres grandes grupos; de carga, de enseñanza y de organización.

MÉTODOS DE REALIZACIÓN DE CARGAS.

En este capitulo solo se tratarán los métodos de carga, que son los destinados al perfeccionamiento de las capacidades funcionales del deportista. Dentro de esta tipología de métodos hay dos grandes bloques, con y sin interrupción, aunque en los mismos puede darse un número ilimitado de variantes relacionadas con la dosifica´ción de la carga de entrenamiento por medio del volumen, la intensidad, el carácter o la orientación.

MÉTODOS:

Sin interrupción:
La carga tiene lugar sin suspender la actividad, pudiendo ser este esfuerzo:

Contínuo uniforme:
Cuyo objetivo principal es mejorar las capacidades aeróbicas del organismo, mediante la sincronía entre todos los órganos y sistemas de los que depende el consumo de oxígeno necesario para un determinado trabajo.

Contínuo variable:
Cuyo objetivo principal es perfeccionar las funciones vegetativas del organismo por medio de una carga variable que tiene una mayor relación con los biorritmos naturales del deportista. De esta manera, se realizan cambios bruscos del ritmo, evitando la monotonía del método contínuo uniforme. Aparecen, pues, los juegos de velocidad o FARTLEK.

Con interrupción:
La carga tiene lugar suspendiendo la actividad temporalmente, por lo que se alternan intervalos de trabajo con intervalos de descanso. La principal ventaja de dichos métodos es la posibilidad de realizar una mayor cantidad de trabajo con más intensidad.
Se entra por lo tanto, en los denominados Métodos por intervalos a diferencia de los métodos contínuos que tienen dos componentes básicos (continuidad e intensidad), los intervalos incluyen además tres componentes como son:
1; el número de repeticiones.
2; la duración en intervalos.
3; el carácter (tipo) de descanso.
De esta manera y, teniendo en cuenta los distintos niveles en que podrían graduarse estos componentes (alto, medio, bajo), el número de combinaciones que puede darse es bastante alto.