Método y medio de entrenamiento

MÉTODOS DE ENTRENAMIENTO.

Uno de los problemas que no ha solucionado por el momento la teoría del entrenamiento es determinar cuales métodos son los más eficaces para alcanzar los mejores resultados deportivos. Esto se debe a que no todos los deportistas responden de igual modo a los mismos métodos. De hecho, un mismo deportista puede responder de una manera totalmente distinta ante un método de entrenamiento aplicado en dos momentos diferentes.
Los métodos de entrenamiento han sido definidos como procedimientos planificados de transmisión y configuración de contenidos, dentro de unas formas dirigidas a un objetivo. Los métodos de entrenamiento pueden ser divididos en tres grandes grupos; de carga, de enseñanza y de organización.

MÉTODOS DE REALIZACIÓN DE CARGAS.

En este capitulo solo se tratarán los métodos de carga, que son los destinados al perfeccionamiento de las capacidades funcionales del deportista. Dentro de esta tipología de métodos hay dos grandes bloques, con y sin interrupción, aunque en los mismos puede darse un número ilimitado de variantes relacionadas con la dosifica´ción de la carga de entrenamiento por medio del volumen, la intensidad, el carácter o la orientación.

MÉTODOS:

Sin interrupción:
La carga tiene lugar sin suspender la actividad, pudiendo ser este esfuerzo:

Contínuo uniforme:
Cuyo objetivo principal es mejorar las capacidades aeróbicas del organismo, mediante la sincronía entre todos los órganos y sistemas de los que depende el consumo de oxígeno necesario para un determinado trabajo.

Contínuo variable:
Cuyo objetivo principal es perfeccionar las funciones vegetativas del organismo por medio de una carga variable que tiene una mayor relación con los biorritmos naturales del deportista. De esta manera, se realizan cambios bruscos del ritmo, evitando la monotonía del método contínuo uniforme. Aparecen, pues, los juegos de velocidad o FARTLEK.

Con interrupción:
La carga tiene lugar suspendiendo la actividad temporalmente, por lo que se alternan intervalos de trabajo con intervalos de descanso. La principal ventaja de dichos métodos es la posibilidad de realizar una mayor cantidad de trabajo con más intensidad.
Se entra por lo tanto, en los denominados Métodos por intervalos a diferencia de los métodos contínuos que tienen dos componentes básicos (continuidad e intensidad), los intervalos incluyen además tres componentes como son:
1; el número de repeticiones.
2; la duración en intervalos.
3; el carácter (tipo) de descanso.
De esta manera y, teniendo en cuenta los distintos niveles en que podrían graduarse estos componentes (alto, medio, bajo), el número de combinaciones que puede darse es bastante alto.

Los métodos adecuados de formación en educación física son fundamentales para la salud general y el bienestar. El entrenamiento de circuito, continuo, de intervalos, peso y de la flexibilidad son importantes. Algunos profesores de educación física utilizan el acrónimo FITT, que significa Frecuencia, Intensidad, Tiempo y Tipo, para ayudarles a recordar los factores clave a la hora de crear un programa de entrenamiento para un deporte o actividad en particular. La determinación de las zonas de entrenamiento de destino de individuos específicos ayudará a cada persona a alcanzar objetivos de bienestar. El entrenamiento físico óptimo también incluye la cantidad adecuada de ejercicio anaeróbico y aeróbico.

Formación continua

Aquellos que se forman en este modo realizan ejercicios aeróbicos en un nivel continuo durante largos períodos de tiempo. Correr o el entrenamiento aeróbico en alrededor del 60 por ciento de la frecuencia cardíaca máxima durante una hora o más tiempo sirve como una buena manera de ayudar a metabolizar la grasa. La ejecución de un 70 por ciento de la frecuencia cardíaca máxima durante unos 90 minutos quema grasa y glucógeno y ayuda a mejorar el sistema cardiovascular.

Entrenamiento de intervalos

La formación en esta forma combina periodos extremos, vigorosos de funcionamiento rápido o el ejercicio aeróbico con períodos de funcionamiento más lento, permitiendo que el atleta se recupere un poco antes de volver a correr rápido. Cuando un atleta entrena corriendo rápidamente, la falta de oxígeno se produce y el ácido láctico se acumula en los tejidos musculares. Durante el funcionamiento más lento, o la recuperación, el corazón y los pulmones trabajan duro para proporcionar oxígeno, lo que ayuda a descomponer el ácido láctico. Las tensiones de la formación de intervalos ayuda a fortalecer el corazón, mejorar la absorción de oxígeno y deshacerse de ácido láctico de manera más eficiente.

Entrenamiento de circuito

Este tipo de entrenamiento tiene similitudes con el entrenamiento de intervalo debido a la utilización de períodos duros de esfuerzo extremo intercalados con períodos cortos de descanso entre cada serie de ejercicios. Los circuitos se componen de una serie de ejercicios diferentes, diseñados para trabajar a una serie particular de los músculos. Típicas sesiones de entrenamiento de circuito incluyen el trabajo en la parte superior del cuerpo, la parte inferior del cuerpo y las áreas centrales. Algunos ejercicios pueden incluir también entrenamiento completo del cuerpo como parte del circuito. El entrenamiento de circuito ofrece una amplia gama de ejercicios diseñados para desarrollar la fuerza y ​​la resistencia.

Entrenamiento con pesas

El entrenamiento con pesas mejorará la fuerza y ​​la movilidad, y funciona mejor cuando se combina con entrenamiento de circuito. El entrenamiento con pesas obliga a los músculos a trabajar más allá de su capacidad normal. Esta sobrecarga hace aumentar el tamaño y fuerza con el fin de satisfacer la creciente demanda. Los músculos se hacen más grandes cuando se añade más peso, al aumentar el número de repeticiones, o al aumentar el número de series de ejercicios. Dependiendo del ejercicio, el entrenamiento con pesas aumenta la potencia de la resistencia, y el tamaño de los músculos.

 

https://muyfitness.com/metodos-de-entrenamiento-en-educacion-fisica_13142452/

Anuncios