Hipertensión Arterial Pulmonar

¿Qué quiere decir Hipertensión Pulmonar?

Hipertensión Pulmonar quiere decir aumento de la presión de la arteria pulmonar con valores mayores a 20 mmHg cuando la persona se encuentra en reposo (sentada, acostada o parada sin hacer esfuerzos), y a 30 mmHg cuando está haciendo ejercicio (caminando, subiendo escalas, trapeando, barriendo, teniendo sexo, haciendo gimnasia, corriendo, levantando, cargando y empujando cosas pesadas, etc.).

¿Qué es?

La Hipertensión arterial Pulmonar, más conocida como Hipertensión Pulmonar, y diferente de “Hipertensión Arterial o tensión arterial alta o presión alta” es una enfermedad de los pulmones que puede ocurrir sin ninguna causa identificable, ser heredada o ser el resultado de la complicación de enfermedades respiratorias, cardiacas y/o inmunológicas. Es una enfermedad rara (poco común) que afecta más a las mujeres que a los hombres.

La Hipertensión Pulmonar [HP] es una enfermedad incurable, muy grave que va deteriorando la salud progresivamente, los tratamientos disponibles ayudan a disminuir los síntomas y mejorar la calidad de vida, pero la HP en la mayoría de los casos es mortal.

¿Qué hace la arteria pulmonar?

Los pulmones tienen doble circulación, reciben sangre por las venas desde la arteria pulmonar y sangre por las arterias desde los bronquios, estas últimas son las encargadas de alimentar o nutrir las vías aéreas. En esta circulación de sangre a través de los pulmones se produce la oxigenación de la hemoglobina (el oxógeno se pega a la sangre para ser transportado por todo el organismo), se eliminan partículas nocivas, bacterias y el anhídrido carbónico (oxigeno malo). La arteria pulmonar es la encargada de transportar la sangre con baja cantidad de oxígeno desde el ventrículo derecho del corazón a los pulmones donde toma oxígeno, luego pasa a las cámaras izquierdas del corazón, donde es bombeada por el ventrículo izquierdo a través de la arteria aorta a todo el cuerpo, por lo tanto, tiene el papel de oxigenar la sangre, de limpiarla.

¿Cuál es la diferencia entre Hipertensión Pulmonar Primaria o Idiopática e Hipertensión Pulmonar Secundaria?

HP Primaria: hay aumento de la presión de la arteria pulmonar, pero la presión de las arterias y venas pequeñas es normal. Para mantener el funcionamiento del corazón, al estar aumentada la presión de la arteria pulmonar, el ventrículo derecho del corazón aumenta el grosor de sus paredes (desarrolla hipertrofia) y por lo tanto el corazón aumenta de tamaño. A medida que aumenta la resistencia (la fuerza) de las pequeñas arterias y venas de los pulmones, el ventrículo derecho, ya aumentado de tamaño empieza a fallar y se presentan los signos y síntomas de la falla cardiaca. Aunque el ventrículo izquierdo del corazón no se encuentra afectado por la enfermedad, el aumento progresivo de tamaño del ventrículo derecho dificulta que el ventrículo izquierdo se llene de sangre produciendo una leve elevación de las pequeñas arterias y venas del ventrículo izquierdo.

HP Secundaria: la elevación de la presión de la arteria pulmonar se debe al aumento de la presión de las pequeñas arterias y venas pulmonares, transmitiendo a la arteria pulmonar en forma pasiva este aumento, pudiendo producir en las etapas avanzadas de la enfermedad cambios irreversibles en las arterias y venas pulmonares comprometiendo finalmente el lado derecho del corazón (aurícula derecha y ventrículo derecho).