Futbol sala

Archivo:Futebol Salao Pan2007.jpgEl fútbol sala,[1] futsal, microfútbol[cita requerida] o fútbol de salón, es un deporte derivado de la unión de otros deportes: el fútbol, que es la base del juego; el waterpolo; el voleibol, el balonmano y el baloncesto. Tomando de éstos no sólo parte de las reglas, sino también algunas técnicas de juego.

Los jugadores de este deporte precisan de una gran habilidad técnica y dominio sobre el balón, así como velocidad y precisión en la ejecución tanto al recibir, pasar o realizar gestos técnicos.

Inicialmente es regido por la Federación Internacional de Fútbol de Salón (FIFUSA); hoy, existen dos entes mundiales: la Asociación Mundial de Futsal (AMF) y la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA). Esta última transformó una modalidad deportiva denominada “Fútbol 5” muy similar al Futsal de la FIFUSA, cuando esta organización se extinguió, aunque aún hoy este fútbol 5 o “Showbol” se practica en México (fútbol rápido) y en Estados Unidos (Indoor Soccer).

A pesar de los esfuerzos tanto de la AMF y la FIFA por unificar esta modalidad y de ser reconocidos por el Comité Olímpico Internacional, ninguna de las dos entidades ha conseguido su propósito. A pesar de que en Europa y Sudamérica se practican con reglas similares pero distintas y en algunos casos utilizando los mismos deportistas para eventos de ambas entidades, puesto que la FIFA prohíbe a sus deportistas practicar el futsal de la AMF.

Existen dos corrientes respecto de los orígenes de esta disciplina deportiva, ambas se remontan a la década de los años treinta.

La primera afirma que la creación de este deporte se da en Montevideo en los años 1930, época en que la selección de Fútbol de Uruguay había ganado el campeonato del mundo y la medalla de oro en los Juegos Olímpicos, viviéndose en todo el país una auténtica locura por el fútbol, el cual no disponía de suficientes espacios para su práctica por lo cual J.L. Ceriani (en la Asociación Cristiana de Jóvenes de Montevideo) lo adaptó a escenarios cerrados (Gimnasios o recintos para baloncesto). A esta disciplina se le conoce deportivamente como Futsala desde 1956; este nombre se utilizó oficialmente en el Mundial de 1982 en São Paulo, Brasil, organizado en ese entonces por FIFUSA.

La otra, defendida por Luis Gonzaga Fernández, afirma que el Fútbol de Salón surgió en Brasil, a finales de 1930 en la Asociación Cristiana de Jóvenes ( São Paulo ), donde habria sido practicado por jóvenes a título de recreación; esos jóvenes son considerados los precursores del deporte.

En 1965, se creó la Confederación Sudamericana de Fútbol de Salón (actualmente adherida a la AMF), primera organización internacional del deporte. Ese año también se disputó el primer campeonato sudamericano de selecciones.

La Federación Internacional de Fútbol de Salón (FIFUSA), fue fundada en 1971 en Brasil, siendo electo João Havelange como su 1º presidente. Esta nucleación organizó un total de siete campeonatos mundiales en Europa, Oceanía y América. La FIFUSA se mantuvo como organización independiente hasta su disolución en el año 2002.

El 15 de junio de 1979 se crea la Confederación Brasileña de Fútbol de Salón (CBFS), con sede en Fortaleza. El primer presidente fue Aécio de Borba Vasconcelos. Son promovidos los primeros Pan-Americanos (1980) y Mundiales (1982) de Clubes y de Selecciones. El 23 de abril de 1983 la FIFUSA autorizó la práctica del Fútbol de Salón femenino.

Ante la prohibición de la FIFA de utilizar la palabra “fútbol”, se decidió adoptar el término Futsal (que en castellano y portugués es una contracción de fútbol y salón), en el congreso de la FIFUSA de 1985.

El Fútbol de Salón despierta el interés de la FIFA, la cual se relaciona con la FIFUSA para intentar absorber al deporte, pero con fracaso. La FIFA promueve, en enero de 1989 “su” primer Campeonato Mundial (1ª Copa del Mundo) de Futsal 5 (deporte muy similar al futsal), en Holanda.

El 23 de noviembre de 1989, se realiza en São Paulo (BRA) una reunión de la FIFUSA con 19 países afiliados para tratar la extinción de la FIFUSA y el nombramiento de la FIFA como la nueva regente del futsal. Pero doce países votaron contra la integración, aduciendo que no existían condiciones favorables para realizarla. Brasil, votó a favor. El 2 de mayo de 1990, la Confederación Brasileña de Fútbol de Salón se aleja oficialmente de la FIFUSA, tal como lo harían luego otras federaciones. Posteriormente la Confederación Nacional de Fútbol de Salón de Brasil se uniría a la nueva entidad denominada AMF.[2]

En el año 1990 las federaciones sudamericanas y del resto del continente forman la Confederación Panamericana de Futsal (PANAFUTSAL). Esta organización, liderada por el paraguayo Rolando Alarcón, se separa de la FIFUSA y firma en el año 2000 una carta de intención con la FIFA para integrarse a la misma. Sin embargo, el acuerdo no prosperó y los miembros de la PANAFUTSAL crearon una nueva asociación del deporte a la que se unieron las federaciones nacionales de otros continentes (la AMF).

En diciembre del 2002 se funda en Asunción del Paraguay, la Asociación Mundial de Futsal (AMF), integrada por las federaciones ex miembros de la FIFUSA (anterior organización); y establecen en la misma ciudad la sede mundial de la nueva entidad.[3] La respuesta de la FIFA fue obligar a sus clubes de Fútbol primera división a fundar departamentos de este deporte. En los siguientes años, la AMF organiza sus primeros campeonatos mundiales de selecciones y clubes en distintos países del mundo.

Historia del futsal

El origen del fútbol de salón se remonta a Uruguay en 1930. Eran tiempos felices por la obtención de la Primera Copa Mundial de la FIFA y una pelota rodaba por cada cuadra de Montevideo. Juan Carlos Cerini, un profesor de educación físico argentino que residía allí, notó que ante la falta de campos de juego, los niños lo practicaban en canchas de baloncesto. El concepto de la nueva modalidad estaba ante sus ojos…

Tomando reglas del waterpolo, balonmano y baloncesto, Ceriani le dio forma al reglamente del juego, que rápidamente se extendió por Sudamérica. En 1965 se fundó la Confederación Sudamericana de Fútbol de Salón. Sus miembros eran Uruguay, Paraguay, Perú, Argentina y Brasil, país donde el deporte era una pasión.

El fútbol de salón saltó a Europa gracias a los numerosos inmigrantes españoles y portugueses que habitaban la región. En 1971 se funda en San Pablo, Brasil, la Federación Internacional de Fútbol de Salón (FIFUSA), compuesta por Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay, Perú, Portugal y Uruguay.

Hacia fines de 1985, y ante el crecimiento exponencial del deporte, Joseph S. Blatter, en esa época Secretario General de la FIFA, tomó la decisión junto al entonces Presidente de la FIFA Joao Havelange, de incorporar al fútbol sala a la gran familia del fútbol mundial.

Para ello, Blatter encargó a su asistente, el chileno-español Miguel Galán Torres, y al consejero de Havelange, el brasileño José Bonetti, de darle el impulso al proyecto. En la primera reunión, ambos constataron que no había ni reglas de juego precisas, así como tampoco ni un terreno de juego ni un balón específico.

En enero de 1986, Galán Torres y Bonetti pusieron manos a la obra. Tomando como base las Reglas de Juego del Fútbol, hicieron las modificaciones necesarias debido a las particularidades de la especialidad. Se decidió que las medidas del campo de juego y los arcos del balonmano eran ideales. También se tomaron algunas ideas de la FIFUSA e, incluso, del hockey sobre hielo. Tras un largo trabajo de redacción, las Reglas provisorias vieron la luz.

Pero para ver si servían, era necesario probarlas. Aquí entró a jugar la figura de Pablo Porta Bussons, en esa época Presidente de la Real Federación Española de Fútbol y miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA. Fue Porta Bussons quien expuso y defendió en su seno la necesidad de los campeonatos de prueba.

Con luz verde para el proyecto, Porta convenció a su colega húngaro Gyorgy Szepezi de que fuera la Federación de Hungría la que organizara el primero de ellos. El torneo fue un éxito y demostró que las Reglas servían. El anfitrión fue campeón, participando además Bélgica, Holanda, España, Perú, Brasil, Italia y Estados Unidos.

Dado el primer paso, en una reunión en la antigua sede de la Real Federación Española de Fútbol en Madrid, y con representantes de varios países, se revisaron las Reglas teniendo en cuenta lo visto en Hungría. En ese momento, la RFEF se postuló como sede para la segunda prueba. Aprobada la iniciativa, el certamen se llevó a cabo en las La Coruña, Ferrol y Santiago de Compostela en febrero de 1987. España venció a Bélgica en la final. También compitieron Brasil, Holanda, Estados Unidos, Portugal, Hungría e Italia.

En septiembre de 1987, Galán y Bonetti se propusieron hacer una tercera prueba en Sudamérica, cuna del futsal. Brasil fue la sede, invitándose a Chile, Perú, Argentina, Bélgica, Holanda, Portugal, España, Estados Unidos y Paraguay. El certamen se jugó en Brasilia y Paraguay se consagró campeón. Las reglas habían sobrepasado las expectativas y sólo restaba la aprobación del Comité Ejecutivo.

Terminado Brasil 1987, Galán se entrevistó con Blatter y le dijo que su tarea había terminado. También expresó que lo único que faltaba era organizar un Campeonato Mundial para asentar de manera real esta modalidad del fútbol. Blatter, con ese objetivo en mente, respaldó la organización del primer Campeonato Mundial de la FIFA.

Galán comenzó la búsqueda del país anfitrión. El encargado de futsal de Holanda, Tom Van der Hulst aseguró que su asociación podría organizarlo. La Federación Holandesa presentó su candidatura y recibió la aprobación del Comité Ejecutivo. El certamen se jugaría en enero de 1989. Se jugó en Ámsterdam, s’Hertogenbosch, Arnhem, Leeuwarden, Utrecht y Rótterdam, sede la final. Brasil derrotaría a Holanda por 2-1, consagrándose como el primer campeón mundial de futsal.

Brasil también ganaría las dos siguientes ediciones, Hong Kong 1992 y España 1996. Sin embargo, serían justamente los españoles los que destronarían a los brasileños en Guatemala 2000, para defender con éxito la corona cuatro años más tarde en Chinese Taipei 2004. La Copa Mundial de Futsal es hoy el cuarto torneo más antiguo de la FIFA.

El resto es historia conocida. El futsal es hoy una hermosa realidad, siendo una de las disciplinas deportivas que más ha crecido en los últimos años, con más de dos millones de jugadores federados (hombres y mujeres) en el mundo. Su crecimiento es ilimitado y permite, además, que el fútbol cumpla su misión social en cada rincón del planeta.[4] [5]

Táctica del fútbol sala

Es la ejecución de una o varias acciones técnicas individuales o colectivas para responder a una situación problemática que se presenta durante el juego, y se pueden clasificar de acuerdo a la intencionalidad del equipo en ofensiva (intención de anotar gol) y defensiva (impedir la anotación de gol). Lo anterior obedece a parámetros que se basan en la praxeología de los juegos deportivos de Pierre Parlebas. Según él, los juegos deportivos representan situaciones-tipo interacción social, de cooperación y enfrentamiento (ataque y defensa).

Táctica defensiva

Son todas aquellas acciones y procedimientos donde las conductas motrices de cooperación tienen como fin evitar que el oponente logre la obtención de un gol en la propia meta, mientras que las conductas motrices de oposición buscan las situaciones de juego donde se confronta al adversario, especialmente al que posee el móvil.

Táctica ofensiva

Son todas aquellas acciones y procedimientos tácticos donde las conductas motrices de cooperación tienen como fin la obtención de un gol en la meta contraria, mientras que las conductas motrices de oposición buscan las situaciones de juego donde se confronta al adversario en condiciones de superioridad ya sea psicológica, posicional o numérica, para lograr la anotación del tanto.

Transiciones

Son los pasos de ataque-defensa y/o defensa-ataque.A estos últimos también se les llama contragolpes o contra-ataques.

Sistemas de juego

Se entiende por sistema de juego la disposición de los jugadores en el terreno de juego ya sea para llegar a la portería del contrario o para defender la propia.

Existen tres sistemas de juego básicos que son:

1-2-2

Un portero, dos jugadores en el fondo y dos en la parte delantera; a la defensiva genera dos líneas defensivas y la ofensiva tres carriles (bandas y centro) por donde se puede jugar el balón rápido y en profundidad.

1-3-1

Un portero, Tres jugadores en el fondo y uno en la parte delantera; a la defensiva se adelantan los dos laterales formando un “rombo” (1-1-2-1) conformando Tres líneas defensivas posibilitando el cierre del centro y de las bandas obligando a “lateralizar el juego”. A la ofensiva proporciona seguridad al contar con una “columna vertebral (dos jugadores ubicados en el centro, el más retrasado haciendo una línea de tres con los alas de cada una de las bandas o base de un “triángulo” y el más adelantado, la punta de ese triángulo)obligando al equipo contrario a ampliar su frente defensivo para contener la acción de los alas dejando más espacios a espalda de los defensores. Esta disposición espacial generó una especialización de los jugadores según la ubicación de los mismos en el campo así;

Cierre: Jugador que se ubica por delante del portero como base de la línea de tres jugadores al ataque y último jugador de campo a la defensiva.

Alas: Jugadores que se ubican sobre las bandas utilizando estas como espacios para jugar la pelota y desplazarse a defender la portería propia

Pívot: Jugador del equipo más cercano a la portería rival, que cumple funciones ofensivas de recibir y jugar el balón a espaldas de la portería, ya sea para voltearse y rematar o pasar a sus compañeros y defensivas como integrar la primera línea defensiva al rival.

Movimiento utilizado por el Guillen Prim.

1-0-4

Un portero, Cuatro jugadores en el fondo; sistema netamente ofensivo creado por Antonio José Azevedo (Zego) jugador y entrenador brasileño de fama mundial, cuyo propósito era buscar la presión por parte de los cuatro jugadores rivales emparejándolos y generando espacio a la espalda de los defensores la cual se ganaba lanzando la pelota por elevación y desbordando en velocidad o hacer que fueran a ese espacio para poder generar espacio por las bandas y abrir por lateral.

FUNDAMENTOS

1) El Pase: Es la acción de entregar el balón a otro jugador, con la mayor precisión posible. Pueden ser cortos, medios o largos, en función de la distancia. Según su trayectoria, serán ascendentes, descendentes, parabólicos, o al ras de suelo y según su dirección: en profundidad, lateral, retrasados y en diagonal.

2) El Toque: Es un gesto básico e imprescindible para adquirir una buena técnica, ya que es la base para dominar el pase, la conducción y el tiro. Es necesario controlar la superficie de contacto con el balón, la suavidad del toque, la presión y el equilibrio de todo el cuerpo para conseguir la máxima eficacia.

3) El Regate: Se utiliza para superar a uno o varios adversarios sin perder el dominio del balón el regate se puede realizar sin finta previa, con un cambio de ritmo brusco para desequilibrar al defensor y sortearlo sin que tenga tiempo para reaccionar, o bien, con finta previa, en el que el jugador que esta en posesión del balón realiza el regate en función de la reacción que previamente tiene en la defensa.

4) El Saque: Hay diferentes tipos de saque en función de la situación del juego en la que se lleva a cabo: Saque Inicial: Se realiza al comenzar el partido, el segundo periodo, y si se da el caso, en el inicio de la prórroga. En su recorrido inicial, el balón debe ir hacia adelante, y pasar en el primer lugar al campo contrario antes de tocarlo el compañero. Saque de Banda: Desde el punto por donde ha salido el balón del campo, con las dos manos, y con un movimiento rotatorio, de atrás hacia delante, por encima de la cabeza. Los pies están paralelos y no pueden pisar la línea lateral. Saque de Portería: Al salir el balón fuera por la línea de fondo, se pone en juego desde el área pequeña, por el mismo lado por donde ha salido el balón. El saque de puerta lo puede hacer cualquier jugador incluso el portero, pero en todos los casos el balón debe estar parado. Saque de Esquina o Córner: Cuando el balón sale por el fondo pero impulsado por un defensor o el portero, se saca con el pie desde la esquina más próxima a su salida.

5) La Conducción: Mediante la conducción se progresa con el balón en los pies de un lado a otro de terreno del juego. Una buena ejecución técnica permite conducir el esférico sin mermar la velocidad de desplazamiento, y además tener un buen campo visual para poder adoptar la mejor solución posible y, en cualquier momento, pasar, chutar, o driblar.

6) Los Chuts: Es un golpeo que se hace con el pie al balón con la finalidad de meter gol. Se puede chutar de diferentes formas: Punta: Se usa para chutar con la máxima potencia o para hacer vaselinas. Interior: Se usa para ajustar mas el balón al lugar que quieres que vaya de esta manera el tiro no irá tan rápido que cuando chutas de punta. Empeine: Se realiza con la parte anterior del pie. Tacón: Se usa para sorprender al portero se debe de tirar a distancias próximas, porque si tiras de una distancia lejana no llegas.

7) La Recepción: Es una acción muy utilizada durante un partido, con el objetivo de recibir el balón, controlarlo y ponerlo a su servicio para desarrollar en buenas condiciones una acción posterior. La recepción en parada es aquella en la que se consigue controlar totalmente el balón en los pies, perdiendo el componente de velocidad pero aumentando la precisión en el manejo posterior del esférico. La recepción en semiparada, para conseguir que el balón pierda parte de su valor inicial. La recepción de amortiguamiento se utiliza para controlar balones aéreos, con trayectoria descendente, y se produce una amortiguación de la aceleración con el que se llega la pelota. El control del balón puede ser al ras de suelo, o bien con la cara interna de la bota, o con la planta del pie, con la punta hacia arriba y encajando la pelota entre la planta y el suelo. En los balones altos, se debe conseguir llevar el balón al suelo con posibilidades de ser jugado adecuadamente.

8) Las Fintas: Sirven para engañar a los adversarios ya sea de chut, pase o de conducción, lo suelen utilizar los defensas.

Anuncios