Archivos de la categoría ‘Salud’

Siempre es bueno ejercitar la flexibilidad ya que con el pasar del tiempo ela tiende a disminuir

Ejercicio en la tercera edad

Es difícil precisar la edad en la que empieza el declive del cuerpo humano, más conocido como envejecimiento. La manera en que llegamos a la tercera edad, y la vitalidad con la que nos enfrentamos a ello, dependen de multitud de factores como la genética, el modo de vida que hemos llevado, el tipo de trabajo desarrollado, la alimentación, etcétera.

Al llegar a esta etapa de la vida las personas pueden tener, por fin, el tiempo que antes no encontraban para realizar diversas actividades, entre ellas el ejercicio físico.

Realizar deporte es vital a cualquier edad, tanto en niños, como en adultos o en ancianos, siempre y cuando se realice tomando las debidas precauciones y escogiendo el más adecuado para cada edad y condición.

Cambios que ocurren en el cuerpo

Nuestro cuerpo experimenta diversos cambios a medida que pasa el tiempo, que afectan de diferente manera a cada persona. Podemos observar cómo aparecen las primeras arrugas en la piel, cómo el pelo se vuelve blanco, y el peso y la morfología del cuerpo varían.

Diversos estudios han mostrado que unos de los primeros cambios que se aprecian en el cuerpo a partir de cierta edad es la falta de agilidad al moverse, debido a la disminución de la capacidad de movimiento de las articulaciones, junto con un descenso de la altura.

Otros cambios relacionados con el paso de los años son:

  • La pérdida de equilibrio corporal.
  • El cambio en la manera de caminar.
  • Disminución en la velocidad al andar.
  • Menor capacidad para levantarse rápidamente de un asiento.
  • Pérdida de la masa muscular.

Por qué hacer ejercicio en la tercera edad

El fomento de la práctica de deporte en las personas mayores es esencial para disminuir los efectos del envejecimiento, y salvaguardar la capacidad para moverse de estas personas, ya que uno de los factores característicos de la vejez es, precisamente, la disminución de la actividad física.

Los ancianos deben mantenerse activos en su vida cotidiana. Numerosas personas poseen una vida dinámica sin hacer ejercicio, porque ya lo hacen con tareas diarias como hacer la compra, limpiar la casa, etc. Teniendo así un nivel adecuado de actividad.

Los beneficios que puede aportar el deporte a los más mayores, también redundan en ventajas para la sociedad, porque contribuyen a reducir significativamente los costes en sanidad y en cuidados asistenciales.

Casos obligados en los que hay que realizar ejercicio

Existen diversos estados patológicos donde el entrenamiento sirve para obtener fuerza muscular lo cual es básico, quedando en un segundo plano el entrenamiento aeróbico.

Los estados en los que el ejercicio sería conveniente son:

  • Artritis severa.
  • Limitación en la movilidad articular.
  • Amputación de miembros.
  • Pacientes con problemas de locomoción.

Beneficios del ejercicio físico en la tercera edad

Gracias a la realización de ejercicio durante la tercera edad podemos obtener muchos beneficios en una amplia variedad de áreas del cuerpo, así podemos comentar:

  • Aumenta la sensación de bienestar general.
  • Controla el peso del cuerpo.
  • Rebaja la grasa corporal.
  • Reduce el riesgo de poder desarrollar diversas patologías como: alteraciones cardíacas, hipertensión.
  • Disminuye el estrés y el insomnio.
  • Mejora la salud física y psicológica de forma general.
  • Fortalece el concepto de autoestima, y de la imagen corporal.
  • Ayudar a controlar el nivel de lípidos, azúcar en sangre, etcétera.

Es bueno saber que gran parte de estos efectos beneficiosos se consigue con una práctica regular de ejercicio físico, volviendo al estado anterior cuando se deja de realizarlos.

seleccione la actividad física que más se le adapta ó ejecute la que siempre le gustó

Recomendaciones para el ejercicio en la tercera edad

Deportes más recomendados en la tercera edad

Existen multitud de ejercicios físicos apropiados para cualquier persona a cualquier edad, siempre y cuando no se realice de manera excesiva en términos de peso ni de carga de tensión tanto general como localizada.

La cuestión más destacable es saber incorporar la actividad física al estilo de vida que tienen las personas mayores, por eso se buscan deportes que ofrezcan alegría, diversión. Así ellos lo practicarán correctamente sintiéndose a gusto.

La edad no debe ser un obstáculo para practicar deporte ya que cuanto más tiempo y esfuerzo inviertan en conservar y aumentar su capacidad de movimiento, más disfrutarán de una mayor independencia y vida social con la gente que les rodean.

Los tipos de actividad física más común entre las personas mayores son:

Preguntas frecuentes

¿Es suficiente deporte para una persona mayor sólo caminar?

Hay diversos estudios que demuestran que cuando una persona camina a un paso ligero, con ganas y energía tres días por semana, aproximadamente durante media hora, mejora ligeramente la densidad mineral ósea de la columna

¿Se aconseja ejercitar la fuerza en personas mayores?

Sí, es recomendable trabajarla, aumentando así su movilidad. Pudiendo ser más independientes a la hora de desenvolverse en sus quehaceres diarios.

Precauciones al practicar deporte

En general la práctica de ejercicio físico de forma moderada no supone ningún riesgo para las personas de la tercera edad. El problema surge cuando cada uno interpreta de forma diferente el término “moderado”.

En esta etapa de la vida hay ciertos factores de riesgo que se deben tener en cuenta:

  • La existencia de un riesgo cardiovascular, ya que puede ser posible que aparezca alguna anomalía cuando se realizan ejercicios de forma brusca y sin control.
  • La posible presencia de osteoporosis, ya que esta patología se caracteriza por una pérdida de masa ósea, que hace que los huesos sean más porosos, por lo que tienen mayor riesgo de rotura. En estos casos no es recomendable la práctica de ejercicios aeróbicos bruscos como correr, trotar, voleibol, fútbol, baloncesto…

¿Debo acudir al médico antes de empezar algún ejercicio?

Como regla general las alteraciones que resultan por parte de la vejez son debidas al modo de vida sedentario o como consecuencia de enfermedades crónicas que posea, por ello deben ser examinadas cuidadosamente antes de prescribir un ejercicio físico. Es conveniente que el médico sea la primera persona que evalúe a través del historial médico de la persona, la capacidad de ésta para poder realizar ejercicio físico, recomendándole así los más adecuados para su edad y condiciones personales.

Se aconseja acudir al médico periódicamente como mínimo unas dos veces al año y siempre que presente cualquier anomalía.

No todos los deportes son adecuados a ciertas edades, por ello habrá limitaciones al respecto.

¿Es bueno el ejercicio durante el embarazo?

Publicado: 16 septiembre, 2012 en Salud
Etiquetas:

Para que se den cuenta que siempre es bueno realizar cuaquier tipo de ejercicio, no exixten barreras para realizarlos..

 

La práctica de ejercicio físico mejora la condición cardiovascular y muscular, favorece la corrección postural y evita un aumento excesivo de peso, lo que proporcionará a la embarazada una mejor condición física general y le permitirá enfrentarse al trabajo del embarazo y parto con menos riesgos.

Así mismo disminuye las molestias digestivas y el estreñimiento, aumenta el bienestar psicológico reduciendo la ansiedad, la depresión y el insomnio y crea hábitos de vida saludables.

Mejora la tensión arterial y protege frente a la diabetes gestacional, pudiendo ser empleado como tratamiento alternativo que permitiría disminuir o incluso suprimir el uso de insulina.

Acorta el tiempo de hospitalización postparto y reduce el número de cesáreas.

El nivel de adaptación al ejercicio físico previo al embarazo será un factor determinante en la tolerancia y posibilidades de realizar actividad física: a mayor adaptación aeróbica, mayor eficiencia cardiorrespiratoria y energética, mejor vascularización de los tejidos y mayor capacidad de eliminar calor.

Recomendaciones generales para la realización de ejercicio fisico en el embarazo

La prescripción de ejercicio físico deberá ser individualizada y sometida a controles médicos regulares.

– Se recomendarán programas de ejercicio aeróbico realizados a intensidad moderada que no debe superar el 70% del volumen máximo de oxígeno de la gestante, manteniendo frecuencias cardíacas maternas por debajo de 140 latidos por minuto (70% de su Frecuencia Cardíaca máxima teórica,). La frecuencia máxima teórica se calcula con la siguiente fórmula: FCM= 220 – Edad. Así, por ejemplo, en una mujer de 30 años su frecuencia cardiaca máxima será: 220-30= 190 latidos por minuto. El 70% de 190 es 133. Luego esta mujer al realizar un ejercicio aeróbico o de resistencia ( por ejemplo bicicleta estática) no debe superar los 133 latidos por minuto. La condición anaeróbica es menos importante durante el embarazo.

– El ejercicio ha de realizarse de forma regular (3-4 sesiones de 20-30 minutos por semana) y no de forma intermitente o discontinua.

– Se debe evitar realizar ejercicio físico a intensidades elevadas o en el ámbito competitivo así como los aumentos bruscos de la cantidad de ejercicio.

– Si se realiza ejercicio algo intenso, no se debe prolongar durante más de 15 minutos ni practicarlo en clima caluroso y húmedo por el riesgo de deshidratación e hipertermia (aumento de la temperatura).

– Hay que realizar calentamiento previo y “enfriamiento” posterior (durante 5-10 minutos, acompañado de estiramientos y relajación antes y después de cada sesión).

– Hay que evitar los deportes de contacto, saltos, choques o contragolpes.

– Hay que limitar los movimientos de gran amplitud por la hiperlaxitud articular existente en la gestación, que condiciona un mayor riesgo lesiones musculoesqueléticas y de las articulaciones ( luxaciones y esguinces).

– Hay que evitar:

  • Los ejercicios de equilibrio, con riesgo de caídas o traumatismo abdominal en el 3º trimestre.
  • La posición estática durante periodos prolongados.
  • Los cambios bruscos de posición por el riesgo de mareos y caídas.
  • Se restringirá la realización de maniobras de Valsalva, de espiración forzada con la boca y la nariz tapada, que reducen la oxigenación fetal.

Recomendaciones higiénico-dietéticas previas a la realización de ejercicio físico

  • Utilizar ropa y calzado deportivo idóneo y cómodo.
  • Hacer el ejercicio sobre superficies adecuadas que no resbalen (aquellas que reducen el impacto de la pisada: suelos de madera, alfombras, colchonetas etc.
  • Beber líquido y comer de una forma suficiente y adecuada. Las necesidades calóricas aumentan en la gestación 300 kilocalorías./día y a ellas hay que sumar las propias del ejercicio. La sed no es un buen indicador del grado de deshidratación y se instará a la gestante a beber antes, durante y después del ejercicio físico. El apetito y la sensación de hambre también pueden verse afectados por las hormonas del embarazo. Por ello, conviene una vigilancia estricta de la nutrición con un adecuado aporte de minerales, sobre todo hierro, calcio y suplementos vitamínicos.
  • Hay que hacer hincapié en la práctica de ejercicio físico controlado por los síntomas, dada la menor disponibilidad de oxígeno en la embarazada. Si aparece cansancio hay que parar siempre, evitar el agotamiento (por el riesgo de bradicardia o disminución de la frecuencia cardíaca fetal).
Cuales son los deportes más recomendables durante el embarazo?

Los deportes más recomendables serán la marcha, natación y ciclismo, que pueden realizarse hasta bien avanzado el embarazo siempre que se eviten terrenos irregulares o rocosos por el riesgo de caídas.

Así, por ejemplo, se aconsejan paseos de 20-30 minutos que pueden aumentarse gradualmente hasta 1 hora/día a una intensidad de la marcha que permita hablar con un acompañante.

Que deportes deben evitarse?

Deben evitarse todos los deportes de contacto, aquellos que se practican sobre superficies duras, aumentan la presión abdominal (salto, baloncesto, voleibol…), o exigen un excesivo trabajo de la musculatura abdominal, la gimnasia aeróbica y de aparatos, esquí náutico, patinaje, esquí alpino y deportes de raqueta (tenis o badminton) salvo si se realizan en sesiones cortas y se evita el gesto deportivo del saque por la amplitud de movimientos que requiere.

Mención aparte merece el entrenamiento de pesas por la controversia que despierta. Orientado a mejorar el tono muscular en tronco y abdomen, se puede recomendar, incluso en mujeres que no lo han practicado con anterioridad, siempre que se limiten los levantamientos por encima de la cabeza y las sobrecargas lumbares y se controlen estrictamente tres riesgos: laxitud, hipertermia y maniobras de Valsalva (espiración forzada con la boca y la nariz tapada). Debe evitarse en situaciones de hipertensión arterial, enfermedad cardíaca o lesiones musculoesqueléticas. Una posible pauta incluiría el entrenamiento de 10-15 grupos musculares con un máximo de 10 repeticiones por grupo muscular en 2 sesiones de 15 minutos por semana.

La prescripción de un programa de ejercicio físico deberá adaptarse a las modificaciones tanto anatómicas como funcionales que experimenta la mujer en el curso de su embarazo y se deben considerar factores tan diversos como su estado de salud, experiencia previa y preferencias o aficiones deportivas.

Puedo realizar ejercicio durante el 1º trimestre de embarazo? ¿y en el 2º y 3º trimestre?

1º trimestre de embarazo:

  • Las mujeres que realizan ejercicio físico habitual suelen estar en condiciones de continuar su práctica pero con ligeras modificaciones, espaciando las sesiones de entrenamiento y evitando traumatismos. La frecuencia cardíaca no es un buen índice de intensidad de ejercicio, puesto que varía mucho dependiendo del momento del embarazo, posición de la gestante, etc. y, como ya se indicó anteriormente, durante el embarazo existe una respuesta alterada de la frecuencia cardíaca en ejercicio que impide alcanzar sus frecuencias cardiacas máximas. Tanto para prescribir como para realizar ejercicio, es más correcto guiarse por la percepción subjetiva de esfuerzo, huyendo siempre del cansancio.
  • En mujeres deportistas no se afecta el rendimiento durante el 1º trimestre, pero después cae gradualmente. El embarazo parece tener un “efecto de entrenamiento” que aumenta el rendimiento en el postparto, tal y como se ha demostrado en tests realizados en atletas que siguieron entrenando durante toda la gestación y en el postparto alcanzaron consumos de oxígeno superiores a los previos al embarazo.
  • En mujeres sedentarias o que practican ejercicio físico ocasional, la gestación no es el momento más idóneo para fomentar nuevas prácticas deportivas. Se aconsejará la incorporación a un programa específico de preparación al parto.

2º y 3º trimestre

  •  Se buscarán actividades que desarrollen cualidades como la flexibilidad, relajación, fuerza muscular (orientada a fortalecer la musculatura pelviana y corregir los cambios posturales producidos por el desplazamiento del centro de gravedad hacia atrás) y ejercicios respiratorios.
  •  Conviene restringir la natación en las últimas 6 semanas por el riesgo de infecciones.
  •  En mujeres sedentarias o que practican ejercicio físico ocasional, la gestación no es el momento más idóneo para fomentar nuevas prácticas deportivas. Se aconsejará la incorporación a un programa específico de preparación al parto.

Esteroides

Publicado: 10 junio, 2012 en Salud
Etiquetas:

En el artículo Consecuencias del abuso de los esteroides anabólicos hice un resumen con referencias a las posibles consecuencias del abuso de los esteroides anabólicos sin ningún tipo de control médico.

En PubliCE encontré el artículo Anabólicos Esteroides: Efectos Secundarios, escrito por Harm Kuipers que explica en detalle esta situación, paso a reproducirlo literalmente para dejar la información disponible a quienes estén interesados en el tema.

Al artículo le he agregado saltos de párrafos, algunas correcciones ortográficas, enlaces a otros artículos e imágenes para hacer la lectura un poco mas amena, aunque considero que la redacción no es muy buena, la información en sí misma es interesante; espero les sea de utilidad.


Los anabólicos esteroides (AE) son efectivos para mejorar el rendimiento atlético. Sin embargo, el problema es la ocurrencia de efectos secundarios adversos que pueden poner en riesgo la salud.

Debido a que los AE tienen efectos sobre varios sistemas, pueden hallarse un sinnúmero de efectos secundarios. En general, los AE administrados oralmente tienen mayores efectos adversos que los AE administrados por vía parenteral. Además el tipo de AE no solo es importante por los efectos ventajosos sino también por los efectos adversos. Especialmente los AE que contienen el grupo 17-alcali tienen mayores efectos potencialmente adversos, en particular para el hígado.

Uno de los problemas con los atletas, en particular con los atletas de fuerza y con los físicoculturistas, es la utilización de AE por vía parenteral y por vía oral al mismo tiempo (“stacking”), y en dosis que pueden superar varias veces (hasta 40 veces) la dosis terapéutica recomendada.

La frecuencia y la severidad de los efectos secundarios es bastante variable. Depende de varios factores tales como el tipo de droga, la dosis, la duración del uso y la sensibilidad individual y la sensibilidad de la respuesta.

Función hepática

Los AE pueden provocar efectos adversos profundos sobre el hígado. Esto es particularmente cierto para los AE administrados por vía oral. Los AE administrados por vía parenteral parecen tener efectos menos serios sobre el hígado.

El cipionato de testosterona, el enentato de testosterona y otros anabólicos esteroides inyectables parecen tener pocos efectos adversos sobre el hígado. Sin embargo, se han reportado lesiones hepáticas luego de la administración de nortestosterona por vía parenteral, y también ocasionalmente luego de la inyección de ésteres de testosterona.

La influencia de los AE sobre la función hepática ha sido estudiada ampliamente. La mayoría de los estudios involucran a pacientes hospitalizados quienes son tratados durante períodos prolongados por varias enfermedades, tales como anemia, insuficiencia renal, impotencia, y disfunción de la glándula pituitaria.

En pruebas clínicas, el tratamiento con anabólicos esteroides resultó en una reducción de la función secretora hepática. Además, se observaron colestasis hepática, reflejado por picazón e ictericia y peliosis hepática.

La peliosis hepática es una degeneración hemorrágica de un quiste del hígado, lo cual puede llevar a la fibrosis y la hipertensión portal. La ruptura de un quiste puede derivar en un sangrado fatal.

Se han reportado tumores benignos (adenomas) y los tumores malignos (carcinoma hepatocelular). Hay fuertes indicaciones de que los tumores en el hígado están causados por los anabólicos esteroides que contienen el grupo 17-alfa-alcali.

Tejido canceroso en el hígado

Tejido canceroso en el hígado

Comúnmente los tumores son adenomas benignos, que se revierten luego de detener la administración de esteroides. Sin embargo, hay algunas indicaciones de que la administración de anabólicos esteroides en atletas puede llevar al carcinoma hepático. A menudo estas anormalidades son asintomáticas, ya que la peliosis hepática y los tumores hepáticos no siempre resultan en anormalidades en las variables sanguíneas que son generalmente utilizadas para medir la función hepática.

El uso de AE a menudo esta asociado con el incremento en la actividad plasmática de las enzimas hepáticas tales como la aspartato aminotransferasa (AST), la alanina aminotransferasa (ALT), la fosfatasa alcalina (AP), la lactato deshidrogenasa (LDH), y la gama glutamil transpeptidasa (GGT).

Estas enzimas están presentes en los hepatocitos en concentraciones relativamente altas, y el incremento de los niveles plasmáticos de estas enzimas reflejan daño hepatocelular o al menos el incremento en la permeabilidad de la membrana hepatocelular.

Los estudios longitudinales de atletas tratados con anabólicos esteroides, han mostrado resultados contradictorios acerca la actividad plasmática de las enzimas hepáticas (AST, AST, LDH, GGT, AP).

En algunos estudios, las enzimas estuvieron incrementadas, mientras que en otros estudios no se observaron cambios. Cuando se hallaron incrementos en las enzimas, los valores se incrementaron moderadamente y se normalizaron luego de algunas semanas de abstinencia.

Existen algunas sugerencias acerca de que la incidencia de filtraciones de enzimas hepáticas está parcialmente determinada por la condición de pre tratamiento del hígado. Por lo cual, los individuos con función hepática anormal parecen estar en riesgo.

Anabólicos esteroides y el sistema reproductor masculino

Los AE son derivados de la testosterona, la cual tiene fuertes efectos genotrópicos. Por esta razón, no sería sorprendente que los efectos secundarios incluyan al sistema reproductor.

Sistema reproductor masculinoLa utilización de anabólicos esteroides lleva a concentraciones suprafisiológicas de testosterona y de los derivados de la testosterona. a través del bucle de retroalimentación negativa, la producción y liberación de la hormona luteinizante (LH) y de la hormona folículo estimulante (FSH) se reducen.

El uso prolongado de anabólicos esteroides en dosis relativamente altas llevara al hipogonadismo hipotrófico, con concentraciones séricas reducidas de LH, FSH y testosterona.

Existen fuertes indicadores que la duración, la dosis y la estructura química de los anabólicos esteroides son importantes para las concentraciones séricas de gonadotrofinas. Una reducción moderada en la secreción de gonadotrofina causa la atrofia de los testículos, como también una reducción en la producción de esperma.

En atletas que utilizan AE se ha reportado oligospermia, azoospermia y un incremento en el número de espermatozoides anormales, lo que resultó en una reducción de la fertilidad. Luego de detener la utilización de AE, la función gonadal se restaurará en unos meses. Sin embargo, hay indicios de que esto puede llevar varios meses.

En físicoculturistas, quienes utilizan comúnmente dosis altas, luego de detener el uso, a menudo se les administra coriogonadotrofinas para estimular la función testicular. La efectividad de esta terapia es desconocida.

Varios estudios sugieren que la utilización de más de un tipo de anabólicos esteroides al mismo tiempo (“stacking”) causa una mayor inhibición de la función gonadal que la utilización de un solo tipo de anabólico esteroide.

Luego de detener la administración de los anabólicos esteroides estos cambios en la fertilidad comúnmente se revierten dentro de los pocos meses. Sin embargo, se han reportado varios casos en los cuales la situación de hiopogonadismo duro mas de 12 semanas.

Un efecto secundario bien conocido de los AE en los hombres es la formación del busto (ginecomastia). La ginecomastia es causado por el incremento en los niveles de estrógenos circulantes, los cuales son hormonas sexuales características de las mujeres.

Los estrógenos estradiol y estrona son formados en los hombres por la aromatización periférica y la conversión de los AE. El incremento en los niveles circulantes de estrógenos en los hombres estimula el crecimiento del busto. En general, la ginecomastia es irreversible.

Los AE pueden afectar el deseo sexual. Aunque se han publicado pocas investigaciones sobre este tema, parece que durante la utilización de AE el deseo sexual se incrementa, aunque la frecuencia de la disfunción eréctil también se incrementa. Esto parece ser contradictorio, pero el apetito sexual es andrógeno dependiente, mientras que la función sexual no lo es.

Debido a que el deseo sexual y la agresividad se incrementan con la utilización de AE, el riesgo de verse involucrado en un asalto sexual también se puede incrementar.

Anabólicos esteroides y el sistema reproductor femenino

En el cuerpo normal de una mujer se producen pequeñas cantidades de testosterona, y al igual que en los hombres, el incremento artificial de los niveles a través de la administración de AE afectará el eje hipotalámico pituitario gonadal.

Sistema reproductor femeninoEl incremento en los andrógenos circulantes inhibirá la producción y liberación de LH y de FSH lo que resultará en una reducción de los niveles séricos de LH, FSH, estrógenos y progesterona.

Esto puede resultar en la inhibición de la formación de folículos, de la ovulación y en irregularidades en el ciclo menstrual. Las irregularidades del ciclo menstrual están caracterizadas por una prolongación de la fase folicular y un acortamiento de la fase lutea o amenorrea. Aunque estos cambios son generalmente mas pronunciados en las mujeres jóvenes, hay una gran variabilidad interindividual en la respuesta a los AE.

Los efectos de las dosis de AE que son comúnmente utilizadas en el deporte, sobre el eje hipotalámico pituitario gonadal en mujeres han sido apenas estudiados.

Otros efectos secundarios de la utilización de anabólicos esteroides en las mujeres es el incremento en el deseo sexual y la hipertrofia del clítoris. Los pocos estudios sistemáticos que se han realizado sugieren que los efectos son similares a los efectos en pacientes tratados con anabólicos esteroides.

La utilización de anabólicos esteroides por mujeres embarazadas puede llevar al pseudohermafroditismo o al retardo del crecimiento del feto. Además el uso de anabólicos esteroides puede llevar a la muerte del feto. Sin embargo, estos efectos secundarios no han sido estudiados sistemáticamente. Es probable que la severidad de los efectos secundarios este relacionada a la dosis, la duración del uso y al tipo de droga.

Efectos secundarios adicionales de los anabólicos esteroides, específicamente en las mujeres son el acné, la perdida de cabello, pérdida de la línea de cabello frontal, patrones de calvicie masculinas, el agravamiento de la voz, el incremento del vello facial y la atrofia del busto.

El agravamiento de la voz, la reducción del tamaño del busto, la hipertrofia del clítoris y la perdida de cabello son generalmente irreversibles. Las mujeres que utilizan AE pueden desarrollar rasgos faciales masculinos, musculatura masculina y engrosamiento de la piel.

Cuando se les administra anabólicos esteroides a los niños en crecimiento los efectos secundarios incluyen la virilización, la ginecomastia, y el cierre prematuro de las epífisis óseas lo que resulta en el cese del crecimiento longitudinal.

Lipoproteínas séricas y el sistema cardiovascular

Los AE también afectan el sistema cardiovascular y el perfil de lípidos séricos. Se han realizado relativamente pocos estudios para investigar los efectos de los anabólicos esteroides sobre el sistema cardiovascular. No se han realizado hasta ahora estudios longitudinales acerca de los efectos de los anabólicos esteroides sobre la morbilidad y la mortalidad por causas cardiovasculares.

Sistema cardiovascularLa mayoría de las investigaciones se han enfocado sobre los riesgos de enfermedades cardiovasculares, y en particular el efecto de los anabólicos esteroides sobre la presión sanguínea y sobre las lipoproteínas plasmáticas.

En la mayoría de los estudios transversales se ha observado que el colesterol y los triacilglicéridos séricos no son diferentes entre aquellos que utilizan anabólicos esteroides y los que no lo utilizan. Sin embargo, durante la utilización de anabólicos esteroides el colesterol total tiende a incrementarse, mientras que el colesterol HDL muestra una marcada reducción, bien por debajo del rango normal.

El colesterol LDL muestra una respuesta variable: un ligero incremento o sin cambios. La respuesta del colesterol total parece estar influenciada por el tipo de entrenamiento que es realizado por el atleta.

Cuando la mayor parte del ejercicio consiste en ejercicios de tipo aeróbico, el efecto de los AE es compensado por un efecto de incremento inducido por el ejercicio, lo cual puede resultar en una reducción neta del colesterol total. El entrenamiento aeróbico parece no ser capaz de compensar la reducción inducida por los esteroides en el colesterol HDL y sus subunidades HDL-2 y HDL-3.

El efecto preciso de los anabólicos esteroides sobre el colesterol LDL hasta ahora es desconocido. Aparentemente los anabólicos esteroides influencian la lipasa hepática (HTL) y la lipoproteín lipasa (LPL).

Los varones comúnmente tienen mayores niveles de HTL, mientras que las mujeres tienen mayores niveles de LPL. La HTL es responsable principalmente del clearance del colesterol HDL, mientras que la LPL se ocupa de la captación celular de los ácidos grasos libres y del glicerol. Los andrógenos y los anabólicos esteroides estimulan la HTL, resultando en una reducción de los niveles séricos de colesterol HDL.

El efecto de los anabólicos esteroides sobre los triacilglicéridos no está bien establecido. Se sugiere que dosis relativamente bajas no afectan los niveles séricos de triacilglicéridos, aunque no se puede excluir que mayores dosis provoquen un incremento.

No existe unanimidad acerca de la influencia de los anabólicos esteroides sobre la presión sanguínea arterial. La respuesta es probablemente dosis dependiente. Existen algunos datos que sugieren que altas dosis incrementan la presión sanguínea diastólica, mientras que dosis bajas no tienen efectos significativos sobre la presión diastólica.

El incremento en la presión sanguínea se normaliza dentro de las 6-8 semanas de abstinencia. Aparentemente el uso intermitente repetido de anabólicos esteroides no afecta la presión sanguínea diastólica durante los periodos en donde no se consumen las drogas.

Existe evidencia de que la utilización de anabólicos esteroides provoca cambios estructurales en el corazón y que la tolerancia isquémica se ve reducida luego de la utilización de esteroides.

Los estudios ecocardiográficos en físicoculturistas, que utilizan anabólicos esteroides, reportaron una ligera hipertrofia del ventrículo izquierdo, con una reducción en la relajación diastólica, resultando en una reducción del llenado diastólico.

Algunos investigadores han asociado a la cardiomiopatía, al infarto de miocardio y a los accidentes cerebrovasculares con el abuso de esteroides anabólicos. Sin embargo, no se ha probado una posible relación causal, debido a que los estudios longitudinales necesarios para probar dicha relación, no se han realizado hasta ahora.

Existe evidencia convincente de que la administración oral de anabólicos esteroides tiene mayores efectos adversos sobre las variables mencionadas que la administración por vía parenteral.

Aunque los efectos de los anabólicos esteroides tienen una influencia desfavorable sobre los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, no hay datos disponibles acerca de los efectos a largo plazo.

La mayoría de los efectos mencionados parecen revertirse dentro de las 6-8 semanas de abstinencia. No se sabe, sin embargo, si los cambios estructurales reportados para el corazón, son también reversibles.

Efectos psicológicos

La administración de AE pueden afectar el comportamiento. El incremento en los niveles de testosterona en sangre está asociado con el comportamiento masculino, la agresividad y el incremento del deseo sexual.

El incremento en la agresividad puede ser beneficioso para el entrenamiento atlético, pero puede también llevar a la violencia fuera del gimnasio o la pista. Hay reportes de violencia y de comportamiento criminal en individuos que toman AE.

Otros efectos secundarios de los AE son euforia, confusión, desordenes del sueño, ansiedad patológica, paranoia y alucinaciones.

Aquellos que utilizan anabólicos esteroides pueden volverse dependientes de la droga, con síntomas de abstinencia luego de que ha cesado el uso de la droga. Los síntomas de abstinencia consisten en comportamiento agresivo y violento, depresión mental con comportamientos suicidas, cambios de humor, y en algunos casos psicosis aguda.

Hasta ahora no se conoce que individuos son los que tienen riesgos. Es probable que existan grandes diferencias individuales en la respuesta. Algunos individuos pueden minimizar los efectos de la abstinencia por medio de la administración de coriogonadotrofinas humanas (hCG), con el propósito de mejorar la producción endógena de testosterona. sin embargo, no se sabe hasta que punto la administración de hCG es efectiva para aminorar los efectos de la abstinencia.

Efectos secundarios adicionales

Además de los efectos secundarios mencionados se han reportado otros varios efectos secundarios. Tanto en hombres como en mujeres se ha reportado frecuentemente acné, así como también hipertrofia de las glándulas sebáceas, incremento de la excreción sebácea, pérdida de cabello y alopecia.

Existe cierta evidencia de que el abuso de anabólicos esteroides puede afectar el sistema inmune, lo que deriva en la reducción de la efectividad del sistema de defensa. El uso de esteroides disminuye la tolerancia a la glucosa, mientras que hay un incremento en la resistencia a la insulina. Estos cambios imitan a la diabetes Tipo II. Estos cambios parecen ser reversibles luego de la abstinencia.

Hay algunos reportes de casos que sugieren una relación causal entre el uso de anabólicos esteroides y la aparición de tumores de Wilms, y de carcinoma prostático. También se ha reportado en la literatura apnea en el sueño, la cual ha sido asociada con el incremento en el hematócrito inducido por AE, llevando a la estasis y trombosis sanguínea.

La utilización de AE puede afectar la función de la tiroides. La ha hallado que la administración de AE reduce la concentración de la hormona estimulante de la tiroides (TSH) y de los productos de la glándula tiroides, además de la globulina fijadora tiroides (TGB). Estos cambios se revierten dentro de la pocas semanas luego de discontinuar el uso de AE.

Una seria consecuencia de la utilización de AE puede ser el abuso múltiple de drogas. Por otro lado los atletas utilizan diferentes tipos de drogas para contrarrestar los efectos secundarios: hCG, hormonas tiroideas, anti estrógenos, anti depresivos.

Por otro lado las personas tratan de respaldar los efectos anabólicos de los AE utilizando hormonas anabólicas adicionales: Diferentes tipos de AE al mismo tiempo, hormona del crecimiento, insulina, eritropoyetina, y clenbuterol. Debido a que la mayoría de esto ocurre fuera del circuito médico oficial, es probable que estas prácticas puedan derivar en serias consecuencias.

Ejercicio y embarazo

Publicado: 2 agosto, 2008 en Salud
Ropa cómoda para el ejercicio
Se puede hacer ejercicio estando embarazada?
Sí, pero…Pero lo primero de todo es consultar con tú médico, porque ningún embarazo es lo mismo y cada uno tiene sus características particulares. En un principio el embarazo no es un impedimento para hacerse sedentario, todo lo contrario, el ejercicio físico tiene muchos beneficios en este estado fisiológico, eso sí, habrá que tener ciertas consideraciones en cuenta.

La actividad física es una buena manera de prepararse para el momento del parto. En este estado las orientaciones básicas para ejercitarse se basan en un trabajo aeróbico de bajo impacto, ejercicios de fuerza (o contra resistencia) de baja intensidad y actividades fluidas y suaves como el yoga o pilates.

Aún así, en un estado tan delicado conviene resaltar puntos importantes sobre la actividad física a tener en cuenta:

Por supuesto lo primero es consultar al médico sobre todos los aspectos a considerar en el ejercicio basándose en nuestro caso particular.

El control de la frecuencia cardíaca es importante para saber en todo momento la intensidad con la que trabajamos. Se recomienda no superar las 130 pulsaciones por minuto, es decir, un trabajo aeróbico muy suave que no sobrecargue el sistema cardiovascular, ya que el futuro bebé también participa y necesita del sistema cardiovascular de la madre.

Si se realizan series de ejercicios, como puede ser en sesiones de fuerza, aumentar el tiempo de descanso entre serie y serie, así se evita que se vaya acumulando fatiga y nos aseguramos que el empezar una serie se está totalmente recuperado.

No abusar o limitar mucho los ejercicios de fuerza si los datos de tensión arterial son elevados.

Debido al peso extra en la zona baja de la espalda, hay que ser muy cuidadosos al seleccionar los ejercicios que afecten a esta zona. Lo ideal es probar varios y quedarnos con aquellos con los que nos sintamos más cómodos.

La presencia de agua debe de ser constante en toda la sesión, pequeños sorbos de agua cada 10 minutos evitarán cualquier grado de deshidratación o necesidad hídrica.

Ser conscientes de la respiración, inspirar por la nariz suavemente y espirar por la boca, no reteniendo el aire (maniobra de Valsalva) en los ejercicios contra resistencia, ya que esto hará aumentar la tensión arterial.

Realizar los ejercicios de forma suave y fluida, hay que evitar movimientos bruscos o muy intensos.

Respetar los descansos después de las comidas porque la sangre es necesaria para el proceso de digestión.

No es tan importante la cantidad de entrenamiento, sino la calidad con el que se realice.

Y por último, no olvide seguir con la rutina una vez concluido el parto (unos días después, claro está), así este periodo se hará más llevadero y conllevará una mejor y más completa recuperación.

Por tanto no hay que alarmarse cuando veamos a una embarazada realizar ejercicio físico, esto es bueno para ella y el bebé, ya que se estimula el tránsito sanguíneo y aporta numerosos beneficios. Y por supuesto, siempre, consulte con su médico, no diseñe un plan de actividad por su cuenta y sin contar con los expertos.

Siéntase bien agusto su estado se lo exige

La mujer embarazada, empieza a tener importantes cambios, como también comienza en  una cierta pesadez corporal, donde su movilidad le llevar a un creciente cansancio. Siempre es bueno, que en esta época de tanta felicidad y ansiedad para la mujer, que pueda hacer ejercicios, logrando sentirse mejor, con mayor agilidad, donde poder también preparar mejor, sus músculos pelvianos, para el futuro parto.En si, la natación es la más noble alternativa, que pueda tener una mujer, donde se sentir  mucho mejor, más segura (mientras sepa nadar), y en consecuencia, brindar una mejor salud a su futuro bebé.

Si desea solicite ayuda
Otra de las funciones importantes que establece la actividad de la natación, es que ayuda a evitar el sobrepeso, pues si logramos nadar sesiones de más de 35 minutos, de 2 a 4 veces semanales, nadando despacio, se lograr  trabajar el sistema de ácidos grasos, y de esa forma, las futuras madres, podrán comer un poco más, pudiendo controlar mejor el sobre peso, a través de la actividad del agua. En , el deporte o la gimnasia ayudan a tolerar mejor el embarazo; a estar mejor acondicionada para el momento del parto, y a tener una mejor recuperación después del nacimiento.

Tenga confianza en si misma
En condiciones normales, el ejercicio siempre es bueno para cualquier mujer embarazada. Incluso en este periodo el movimiento resulta m�s necesario que nunca, ya que ayuda a eliminar los excesos de agua y prepara el sistema muscular, facilitando el trabajo del parto y el parto mismo. Por supuesto, que no es recomendable hacer ejercicios bruscos, o juegos, donde se expongan ciertas ca�das, o roces.

Durante el embarazo el coraz�n, el sistema circulatorio y respiratorio realizan un gran esfuerzo. Es aqu� donde la nataci�n, puede ayudar a la embarazada, a equilibrar sus funciones sistem�ticas y biol�gicas del cuerpo. La pr�ctica de la nataci�n, armoniza, tonifica, y relaja el cuerpo. Y sobre todo nos mentalmente. Jam�s, hay que realizar deportes fuertes, o que tengan riesgo de ca�da, como el esqu�, la equitaci�n, el tenis, salir a correr, o jugar en alg�n deporte, que se exponga el contacto corporal.

La postura es escencial
Se debe tener en cuenta, que la piscina en donde se nada, cumpla con los requisitos de limpieza y seguridad. Como tambi�n, se tendr�n que buscar los horarios de menor actividad en la piscina, para evitar roces con otros nadadores.

Antes de comenzar la actividad, es bueno realizar un estudio o chequeo m�dico y ginecol�gico, para comunicarle al monitor o entrenador, el mes de gestaci�n en el que se encuentra, y si el embarazo es normal, o tiene cierto riesgo.
Los implementos en algunos momentos son de mucha ayuda
Las clases, deben ser en cierta medida programadas o planificadas. El profesional a cargo de la clase, debe estar al tanto de la situaci�n de la embarazada, y debe conocer el nivel de la persona en el agua. Todos los trabajos deben ser progresivos, con previos calentamientos, y no deben provocar ning�n tipo de exceso. Como tambi�n, hay que ser muy cuidadoso, con los trabajos que tengan cierta sobrecarga, como el uso de manoplas y otros elementos. Siempre hay que hidratarse bien, antes y despu�s de nadar.En su pr�ctica, podemos nombrar muchos beneficios entre ellos:1) El aumento de la sensibilidad Corporal.
2) La sensación de liviandad, debido a la flotaci�n, permite que las articulaciones se liberen, y est�n m�s flexibles.
3) La horizontalidad, ayuda que se establezca una mejor distribuci�n del peso del cuerpo sin sobrecargar, en alguna zona en particular.
4) Como trabajos siempre en base a lo Aer�bico, y/o sub-aerobico, va a mejorar much�simo su sistema cardiorrespiratorio, muscular y emocional.
5) La actividad mejora la tonicidad de los musculos, donde se trabaja toda la totalidad del cuerpo; como las piernas, los brazos, la espalda, zona abdominal, la zona lumbar, zona pelviana y la columna vertebral. En s�ntesis, un total compromiso corporal.
6) Ante nervios, ansiedades, el nadar ayuda a que se puedan relajar mejor. Es muy normal, los dolores de cintura provocados por cambios corporales, y por la mala postura de la mujer durante el embarazo.
7) Con el contacto en el agua, y su pr�ctica, se estar�n controlando muchos m�s de lo normal, su peso, y su estado f�sico.
8) En s�, con el nadar, la embarazada se sentir� mas aliviada, m�s �gil y m�s activa. Y todo esto, trabajar� sobre su estima emocional

El ejercicio con pesas, ya sea de tonificación o de hipertrofia, puede verse mejorado por pequeños detalles que a menudo pasamos por alto y que al juntarlos todos nos darían un buen empujón en nuestro entrenamiento. Veamos unos cuantos trucos:
Si eres novato tómatelo con calma, tus músculos no crecerán en un día por pegarte la gran paliza, al contrario pueden lesionarte y apartarte del gym una temporada.

Entrena un máximo de 3-4 días por semana: a menudo se cae en el error de entrenar todos los días e incluso repetir grupo muscular. Esto puede llevar (sobre todo al inicio) a un sobre entrenamiento que no dejará recuperar a los músculos para adaptarse al entrenamiento y a la larga hará que entrenar no produzca crecimiento o tonificación muscular.

La base de la alimentación son los hidratos de carbono y no las proteínas: otro error muy común es pensar que cuantas más proteínas se coman más músculo crecerá. Está demostrado que con una cantidad relativamente normal a las proteínas que consumimos a diario es suficiente para el aporte proteíco que el músculo necesita, todo lo demás serán excesos.

Haz cinco comidas al día, te asegurará que cuentas con reservas para la hora de entrenar. Si tus objetivos son los de ganar peso a base de músculos puedes ampliar a 6 o 7 las comidas diarias.

Antes de entrenar es muy recomendable consumir una fuente de hidratos de carbono complejos para tener un aporte extra de energía en la sesión de entrenamiento. Recuerda el post del plátano para antes de entrenar.

Durante el entrenamiento o justo antes no es muy adecuado consumir ningún alimento, ya que la sangre se desviaría hacia el aparato digestivo para hacer la digestión y eso resta sangre a los músculos. Sólo debes ingerir agua o bebidas isotónicas durante el entrenamiento.

Después del entrenamiento el cuerpo es muy receptivo a captar nutrientes tras el estado de desgaste al que le has sometido. Los expertos recomiendan realizar una comida de media a una hora después del entrenamiento para reponer energía (hidratos de carbono) y reparar fibras musculares (proteínas).

Consume proteínas de alto valor biológico: es decir, proteínas que tengan una proporción adecuada de aminoácidos esenciales que tu cuerpo no puede fabricar. Alimentos como el huevo, pescado y carne poseen proteínas de alto valor biológico.

Y recuerda que lo más importante no es tener músculos hasta detrás de las orejas, sino ir poco a poco y que exista una armonía entre el trabajo de los diferentes grupos musculares para no caer en el círculo de las lesiones. Y si complementas el trabajo de pesas con trabajo aeróbico 3-4 veces a la semana mejor que mejor.

ABDOMINALES BÁSICOS PARA ESTAR EN FORMA

Publicado: 22 julio, 2008 en Salud