Archivos de la categoría ‘Educacion fisica’

Muchas veces pensamos que la orina o el sudor es por donde se elimina la grasa cuando bajamos de peso; sin embargo, la mayoría de los desechos abandonan nuestro cuerpo a través de la respiración.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Australia (UNSW, por sus siglas en inglés), revela que la mayoría de la grasa que pierdes la exhalas en forma de dióxido de carbono.

El error más común entre médicos, nutricionistas y entrenadores personales es pensar que la masa perdida se ha convertido en energía o calor”, señala el profesor Andrew Brown, director de la Escuela de Biotecnología y Ciencias Biomoleculares de la UNSW

 ¿Cómo es posible?

En la investigación publicada en el British Medical Journal se explica por donde se elimina la grasa: si perdemos 10 kilos de grasa, necesitamos inhalar 29 kilos de oxígeno; de tal manera durante la respiración se producen 28 kilos de dióxido de carbono y 11 de agua.

Es decir, al eliminar 10 kilos de grasa de tu cuerpo, 8.4 de éstos se exhalan como dióxido de carbono. Los 1.6 kilos restantes se convierten en agua que se elimina a través de la orina, heces, sudor, lágrimas y otros fluidos corporales”, señalan los investigadores.

Lo que sí podemos hacer es alimentarnos de forma balanceada, dar prioridad a las frutas y verduras, así como practicar alguna actividad físicaque sea de nuestro agrado.

Recuerda, si te preguntan por dónde se elimina la grasa, no dudes en responder que tu respiración es la clave para eliminar esos kilos extras.

Esto no significa que si respiramos más vamos a perder más peso; si lo hacemos sólo nos hiperventilaremos y ganaremos mareos, palpitaciones y pérdida de la conciencia.

Anuncios

Resultado de imagen

Durante el ejercicio es importante tener agua disponible para beberla cada 20 minutos. Al terminar es necesario seguir con la hidratación para que el cuerpo retome su equilibrio. Aunque realices actividad física en la noche es importante que te rehidrates antes,durante y después de hacer ejercicio

Imagen relacionada

No bajes tu rendimiento: Toma agua

 Toma en cuenta que las actividades de larga duración van a requerir de mayor hidratación. Cuando haces ejercicios sudas y se produce un desequilibrio electrolítico que puede llevar a tener calambres, mareos y hasta un desmayo.

 ALERTA: La sed es señal de que tu cuerpo se dirige hacia la deshidratación.

 “Como el cuerpo tiene que seguir suministrando sangre a los músculos activos y a los órganos vitales, al deshidratarte disminuye el volumen de la sangre, aumenta la frecuencia cardíaca y pones en estrés a tu corazón”, dice la también nutrióloga de Nestlé Pureza Vital.

Recuerda que la función del agua es regular la temperatura corporal, por ello, si mientras haces ejercicio notas más de dos de estos síntomas es momento de hacer una pausa y tomar agua:

  1. Sed
  2. Fatiga muscular
  3. Calor excesivo
  4. Dolor de cabeza
  5. Disminución del rendimiento
  6. Orina escasa y oscura

 ¿Cómo hidratarte adecuadamente?

 Angelita Marín comenta que es complicado dar una recomendación universal acerca de la cantidad de agua que cada persona debe tomar durante el ejercicio.

 Hay una variación individual en las necesidades de líquido; intervienen factores externos e individuales, como las condiciones ambientales, el tipo de ropa, duración e intensidad del ejercicio; además de su peso y condición física”, dice la nutrióloga.

Incluso, para las personas físicamente activas, las necesidades diarias pueden ir de 3 a 4 litros de agua natural, pero según el tipo e intensidad de ejercicio que practique.

Por ello, la recomendación es: tomar agua 3 horas antes de hacer ejercicio, dejar pasar hora y media y volver a hidratarse.

Durante el ejercicio es importante tener agua disponible para beberla cada 20 minutos. Al terminar es necesario seguir con la hidratación para que el cuerpo retome su equilibrio.

Aunque realices actividad física en la noche es importante que te rehidrates antes, durante y después de hacer ejercicio. Cuando tomas el agua necesaria no hay riesgo de que se interrumpa tu sueño porque tu cuerpo mantiene el equilibrio de líquidos.

No olvides que la hidratación adecuada es vital para tu rendimiento físico y salud. Para realizar tu rutina lo mejor posible, es importante que tomes la suficiente agua antes, durante y después de tus entrenamientos.

Los beneficios del caminar

Publicado: 25 octubre, 2017 en Educacion fisica

El caminar la acción natural de trasladarse de un sitio a otro por medio de nuestras extremidades inferiores, produce cierta cantidad de desgaste físico dependiendo de la intensidad y la frecuencia que se realice.

Lo importante de ésto que sea cual sea la intensidad esta produciendo salud y bienestar al organismo, por tal motivo el caminar es tan beneficioso a cualquier edad.

Beneficios:

Resultado de imagen para beneficios del caminar

Caminar al menos 30 minutos diarios reduce el riesgo de sufrir de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares hasta en un 27%. Esta práctica es ideal para controlar la presión alta, favorece el sistema circulatorio, reduce el colesterol malo (LDL) y ayuda aumentar el colesterol bueno (HDL).

Si estas engordando y quieres perder ese peso de más, recuperar la línea pero, sobre todo, estar en forma y sentirte bien, te aseguramos que el mejor ejercicio que existe es el de caminar. Movimientos naturales para nuestro organismo de tal forma que, no solo podremos adelgazar, sino que evitaremos muchas lesiones que producen otro tipo de ejercicios de alto impacto, como correr, que puede acabar dañando las rodillas. Veamos los beneficios de caminar una hora al día

Resultado de imagen para beneficios del caminar

Andar es el ejercicio mas saludable

Sin ninguna duda, andar es uno de los ejercicios idóneos y mas saludables para conseguir estar en forma y tener un cuerpo sano y equilibrado.

Hay que tener en cuenta que, como  todo ejercicio, debe de hacerse de una forma determinada para que de los resultados deseados y esa forma vamos a pasar a describirtela para que te ejercites siguiendo esas pautas y puedas beneficiarte de las ventajas de una caminata diaria.

Empezar de a poco

En primer lugar, hay que tener la suficiente fuerza de voluntad como para dedicarle a este ejercicio de caminar, al menos una hora al día. En todo caso, respecto al tiempo que hay que estar andando, podremos empezar con  20 minutos-media hora, para poco a poco ir aumentando el tiempo hasta una hora.

Adóptalo como una rutina

En segundo lugar, este ejercicio debe de hacerse diariamente para que el organismo pueda ir absorbiendo esos nuevos esfuerzos musculares y fortaleciendo las zonas usadas para andar.

Haz calentamiento

 

En tercer lugar, deberemos de realizar algunos ejercicios de estiramiento antes y después de empezar a andar. Unos músculos bien estirados ayudan al organismo a envejecer más tarde y con más salud.

En cuarto lugar, el ejercicio de andar propiamente dicho hay que realizarlo de la siguiente manera. Tenemos que comenzar con naturalidad y progresar de manera que lleguemos a andar a buen ritmo, pero sin llegar a ponernos a correr. Así durante un tiempo mínimo de media hora y un máximo de una hora cada día.

Os aseguramos que en menos de un mes estaréis en forma y habréis perdido el peso que queríais.

Los beneficios de andar

Está demostrado que andar quema más grasas que otros ejercicios, ayuda a que el sistema cardiovascular se active y fortifique. Quemas calorías y te ayuda con el colesterol perjudicial para el organismo.

Aumenta la resistencia a los esfuerzos, a cansarnos menos y más tarde. También la salud psicológica se ve beneficiada: la depresión, el estrés, el insomnio y muchos otros problemas emocionales y mentales se pueden mitigar o solucionar con este maravilloso ejercicio natural.

Te puedo asegurar que realizar unos buenos estiramientos y salir a caminar diariamente como ejercicio es mucho más barato y efectivo que cualquier gimnasio a la hora de adelgazar y ponernos en forma.

 

Diabetes y ejercicio

Publicado: 13 octubre, 2017 en Educacion fisica

El ejercicio físico es una de las formas de tratamiento de la diabetes mellitus. El programa debe estar orientado a controlar la glucemia, el mantenimiento del peso ideal, mejorar la calidad de vida y evitar la aparición de posibles complicaciones. La práctica debe estar orientada al tipo diabetes:

1. Pacientes con diabetes mellitus tipo I (insulinodependiente)

El ejercicio puede aumentar la sensibilidad a la insulina en estos casos, aunque esto no implique un óptimo control de la diabetes de forma automática. Para conseguirlo a largo plazo, los pacientes deben desarrollar una actividad física diaria y teniendo en cuenta los siguientes factores: el momento del día en que se realiza, su duración e intensidad, los niveles de glucemia antes del ejercicio y el tipo y la dosis de insulina utilizada. Existen una serie de normas básicas a tener en cuenta antes de iniciar una sesión de ejercicio:

  • Inyectar la insulina en grupos musculares que no se movilicen durante la práctica de ejercicio.
  • Planificar el ejercicio para realizarlo de forma regular y a la misma hora cada día, preferiblemente durante las primeras horas de la mañana.
  • Adaptarlo al horario de las comidas y de la acción de la insulina.
  • Administrar una cantidad extra de hidratos de carbono antes o durante el ejercicio o reducir la dosis de insulina.
  • Evitar los ejercicios en condiciones de calor o frío extremos y durante los periodos de descontrol metabólico.

2. Pacientes con “diabetes mellitus tipo II (no insulinodependiente)”

El programa regular de ejercicio es fundamental para el control glucémico. Además se ha comprobado que el deporte es efectivo para prevenir este tipo de diabetes, especialmente en aquellas personas con un alto riesgo de padecerla: individuos con sobrepeso, tensión arterial elevada y con antecedentes familiares de diabetes. También es importante seguir una dieta adecuada.

El ejercicio ideal

Una sesión debería constar de unos 10 a 20 minutos de estiramiento y de fuerza muscular, 5 minutos de calentamiento aeróbico (carrera suave), 15 a 60 minutos de ejercicio aeróbico a una intensidad apropiada y de 5 a 10 minutos de ejercicio de baja intensidad al acabar la práctica deportiva. Los deportes más recomendables son caminar, correr y montar en bicicleta, pero siempre hay que tener en cuenta el historial médico del paciente. Los diabéticos deben llevar un registro de entrenamiento y consultar siempre con su médico antes de realizar un ejercicio de forma continuada.

Beneficios de la práctica deportiva

  • Aumenta la utilización de glucosa por el músculo.
  • Mejora la sensibilidad a la insulina.
  • Reduce las necesidades diarias de insulina o disminuye las dosis de antidiabéticos orales.
  • Controla el peso y evita la obesidad.
  • Mantiene la tensión arterial y los niveles de colesterol.
  • Evita la ansiedad, la depresión y el estrés.
  • Reduce la incidencia de enfermedades cardiovasculares.

Qué precauciones tomar

  • Verificar la glucemia antes de la práctica deportiva:
    • Si es menor de 100 mg/dl, tomar un suplemento (fruta, galletas, bebidas energéticas) antes de hacer ejercicio
    • Si estás entre 100 y 150 mg/dl – 150 mg/dl, puedes hacer ejercicio sin riesgo.
    • Si es mayor de 250 mg/dl, deja el ejercicio para otro momento.
  • Disminuir la dosis de insulina antes de la actividad.
  • No te inyectes la insulina en una región muscular que vayas a exponer a gran esfuerzo.
  • Evitar el ejercicio físico en el momento del pico máximo de acción de la insulina.
  • Controlar la glucemia durante y después del ejercicio.
  • Tomar un suplemento de hidratos de carbono durante ejercicios prolongados.
  • Consumir líquidos -sobre todo agua- desde dos horas antes de empezar a ejercitarse y durante la práctica deportiva.
  • Controla tu grado de deshidratación y la temperatura ambiente.
  • Siempre que un diabético siga un programa regular de ejercicio (que favorece la tolerancia a la glucosa), se deben readaptar los tratamientos con fármacos y prever ciertas medidas dietéticas para evitar que durante su práctica surja algún episodio de hipoglucemia
  • Evitar realizar ejercicio si la glucemia capilar es >250 mg/dl y existen indicios de cetosis en la sangre y la orina, o si la glucemia es superior a 300 mg/dl aunque no haya signos de cetosis. Es preferible esperar a que la situación de descompensación haya desaparecido para empezar a hacer deporte.
  • Si aparece algún síntoma de hipoglucemia antes, durante y después del deporte, debe tomarse una cantidad adicional de hidratos de carbono de absorción rápida (como son los zumos, por ejemplo).
  • Es aconsejable conocer el comportamiento de la glucemia en relación con los diferentes tipos de ejercicio físico.
  • Algunos pacientes diabéticos pueden padecer complicaciones como arritmia durante la práctica de ejercicio.

Parte del tratamiento para el control de los síntomas de la  diabetes está en la actividad física. Hacer ejercicio de forma sistemática reduce los niveles de glucosa en la sangre, al tiempo que mejora tu ritmo cardiaco.  Conoce varias razones por las que debes hacer ejercicio si tienes diabetes.

1. Regula tu insulina

El ejercicio ayuda a quemar calorías. También ayuda a que el cuerpo sea más sensible a la insulina, por lo que la utiliza eficazmente.

2. Reduce los niveles de lípidos en la sangre

 De acuerdo con la American Diabetes Association, a través de la actividad física disminuyes los niveles de colesterol “malo” y triglicéridos, mientras que aumentas el del colesterol “bueno”, cuya función es proteger tus arterias cardiacas y por ende es importante para la salud de tu corazón.

 3. Mejor apego al tratamiento

Debido a que el ejercicio ayuda a bajar de peso y a mejorar el control de glucosa con el tiempo puedes necesitar menos insulina. Se ha demostrado que cuando los pacientes se sienten mejor obtienen resultados más favorables con el tratamiento, en poco tiempo y más evidentes.

4. Pierdes peso

 Para la endocrinóloga María Elena Sañudo, experta en temas de diabetes, practicar una rutina de ejercicio te ayuda a bajar de peso y a mantener una masa corporal saludable. Empero, es importante que consultes a tu médico antes de seleccionar alguna rutina, para que te aconseje acerca de cuál es la más adecuada para tu condición y estado físico.

5. Disminuye la presión arterial

 De acuerdo a la Fundación Española del Corazón, el ejercicio  permite que tu corazón bombee la sangre con más fuerza y a un ritmo más lento; esto es ideal para vivir sanos y reducir el riesgo de daño arterial y/o coronario.

 Datos de la Secretaría de Salud Federal de México (Ssa) revela que al menos 10 millones de personas viven con diabetes tipo 2, que se detona por malos hábitos en el estilo de vida, como el sedentarismo, y exceso de grasas, harinas y azúcares en la alimentación.

 Hacer ejercicio, si vives o no con diabetes, es básico para una mejor calidad de vida.

Tomar agua……!!!!!!

Publicado: 13 octubre, 2017 en Educacion fisica

Resultado de imagen

Durante el ejercicio es importante tener agua disponible para beberla cada 20 minutos. Al terminar es necesario seguir con la hidratación para que el cuerpo retome su equilibrio. Aunque realices actividad física en la noche es importante que te rehidrates antes,durante y después de hacer ejercicio

Imagen relacionada

No bajes tu rendimiento: Toma agua

 Toma en cuenta que las actividades de larga duración van a requerir de mayor hidratación. Cuando haces ejercicios sudas y se produce un desequilibrio electrolítico que puede llevar a tener calambres, mareos y hasta un desmayo.

 ALERTA: La sed es señal de que tu cuerpo se dirige hacia la deshidratación.

 “Como el cuerpo tiene que seguir suministrando sangre a los músculos activos y a los órganos vitales, al deshidratarte disminuye el volumen de la sangre, aumenta la frecuencia cardíaca y pones en estrés a tu corazón”, dice la también nutrióloga de Nestlé Pureza Vital.

Recuerda que la función del agua es regular la temperatura corporal, por ello, si mientras haces ejercicio notas más de dos de estos síntomas es momento de hacer una pausa y tomar agua:

  1. Sed
  2. Fatiga muscular
  3. Calor excesivo
  4. Dolor de cabeza
  5. Disminución del rendimiento
  6. Orina escasa y oscura

 ¿Cómo hidratarte adecuadamente?

 Angelita Marín comenta que es complicado dar una recomendación universal acerca de la cantidad de agua que cada persona debe tomar durante el ejercicio.

 Hay una variación individual en las necesidades de líquido; intervienen factores externos e individuales, como las condiciones ambientales, el tipo de ropa, duración e intensidad del ejercicio; además de su peso y condición física”, dice la nutrióloga.

Incluso, para las personas físicamente activas, las necesidades diarias pueden ir de 3 a 4 litros de agua natural, pero según el tipo e intensidad de ejercicio que practique.

Por ello, la recomendación es: tomar agua 3 horas antes de hacer ejercicio, dejar pasar hora y media y volver a hidratarse.

Durante el ejercicio es importante tener agua disponible para beberla cada 20 minutos. Al terminar es necesario seguir con la hidratación para que el cuerpo retome su equilibrio.

Aunque realices actividad física en la noche es importante que te rehidrates antes, durante y después de hacer ejercicio. Cuando tomas el agua necesaria no hay riesgo de que se interrumpa tu sueño porque tu cuerpo mantiene el equilibrio de líquidos.

No olvides que la hidratación adecuada es vital para tu rendimiento físico y salud. Para realizar tu rutina lo mejor posible, es importante que tomes la suficiente agua antes, durante y después de tus entrenamientos.

El sedentarismo 

Publicado: 23 septiembre, 2017 en Educacion fisica

Es el estilo de vida más cotidiano que incluye poco ejercicio, suele aumentar el regimen de problemas de salud, especialmente aumento de peso (obesidad) y padecimientos cardiovasculares

.

Las consecuencias más frecuentes del sedentarismo son las siguientes:

  • Propensión a la obesidad: la persona sedentaria no gasta las calorías que consume y estas se almacenan como grasa en áreas como el abdomen, lo que aumenta su volumen.
  • Debilitamiento óseo: la carencia de actividad física hace que los huesos y los músculos pierdan fuerza y se debiliten, lo que puede derivar en enfermedades óseas como la osteoporosis, que se manifiesta en un debilitamiento de los huesos.
  • Cansancio inmediato ante cualquier actividad que requiera esfuerzo físico como subir escaleras, caminar, levantar objetos o correr.
  • El aumento del volumen de grasas: almacenamiento de colesterol en las arterias y venas, lo que hace que el flujo sanguíneo hacia el corazón sea menor y, por lo tanto, aumente el esfuerzo del corazón para hacer llegar la sangre a todo el organismo.
  • Problemas de cuello y espalda que generan dolores constantemente.
  • Propensión a desgarros musculares, tirones de tendones, etc.
  • Cansancio y estrés
  • Trastornos en la digestión

Tratamiento

El sedentarismo puede ser considerado una plaga de la edad contemporánea. Como tal, es necesario combatirlo. Por lo general, las personas sedentarias no reconocen que son sedentarias sino hasta que surgen las consecuencias en su estado de salud. Es necesario elaborar programas permanentes de prevención y tratamiento del sedentarismo en la población, la promoción del deporte y una sana alimentación. El sedentario debe saber que tiene que moverse y que pasar horas y horas frente a un escritorio, libros, ordenadores, reuniones, lecciones, conferencias e incluso viajes no es el tipo de actividad física que el organismo requiere. Es necesario que la persona sedentaria anote en su agenda diaria al menos una hora de actividad física.

No solo el propósito de programar una actividad deportiva es parte del tratamiento contra la plaga del sedentarismo. También un cambio en las actitudes cotidianas: algunas personas utilizan el coche para ir a la esquina, el elevador para subir al siguiente piso, dentro de la oficina se desplazan en la silla de ruedas como si fueran discapacitados. El uso de la bicicletacaminar, subir escalas, moverse, distensionarse y otras actividades similares ayudan un poco a combatir el sedentarismo.[cita requerida]

Actividad física

Por actividad física se entiende una actividad metódica, es decir, regular que implique que todos los órganos del cuerpo se pongan en movimiento, fortalezcan los músculos y los huesos y revitalicen el sistema circulatorio. Muchas de esas actividades físicas son tan simples como caminar o usar la bicicleta. En ellas, la compañía de otra persona (amistad, pariente, un/a compañero/a de trabajo, cónyuge, etcétera) puede ser una magnífica ayuda para mantener el propósito y alcanzar el objetivo.

  • Caminar es la actividad física más elemental y completa. No se trata de recorrer un par de metros dentro de la oficina, sino de ponerse metas: recorrer un kilómetro cada día. Una regla de oro para quien quiere dejar el sedentarismo es no utilizar vehículos allí en donde sean prescindibles.[cita requerida]
  • La natación es el deporte más completo, porque pone en acto todos los músculos del organismo.[cita requerida]
  • El ciclismo, sobre todo practicado en equipo, puede resultar un deporte atractivo, además que la bicicleta puede ser un medio de transporte dentro del barrio, la urbanización e incluso en lugares de trabajo o estudio con grandes áreas. En el mundo, entre otros, existe un programa de préstamo de bicicletas para el público.Esta medida favorece la salud de la población que está en riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes, estrés, entre otras.[cita requerida]
  • Los gimnasios se han vuelto bastante populares. Son los lugares más completos para garantizar el ejercicio físico que el organismo requiere.[cita requerida]
  • El baile, una actividad divertida y presente en todas las culturas, es otra manera de mover el cuerpo y salir del sedentarismo.
  • El campismo es otra actividad muy completa y en la actualidad existen numerosos clubes y organizaciones, así como las iniciativas familiares o en grupos de amigos.
  • La esgrima es un deporte muy complejo en el que se utilizan manos y piernas.
  • El yoga que ayuda a mejorar problemas de la espalda y a estirar los músculos.

El metabolismo

Publicado: 19 septiembre, 2017 en Educacion fisica

 (Del griego μεταβολήmetabole, que significa cambio, más el sufijo –ισμός (-ismo), que significa cualidad, es decir, la cualidad que tienen los seres vivos de poder cambiar químicamente la naturaleza de ciertas sustancias)1​ es el conjunto de reacciones bioquímicas y procesos fisicoquímicos que ocurren en una célula y en el organismo.2​ Estos complejos procesos interrelacionados son la base de la vida, a escala molecular y permiten las diversas actividades de las células: crecerreproducirse, mantener sus estructuras y responder a estímulos, entre otras actividades.

El metabolismo se divide en dos procesos conjugados, el catabolismo y el anabolismo. Las reacciones catabólicas liberan energía; un ejemplo de ello es la glucólisis, un proceso de degradación de compuestos como la glucosa, cuya reacción resulta en la liberación de la energía retenida en sus enlaces químicos. Las reacciones anabólicas, en cambio, utilizan esa energía liberada para recomponer enlaces químicos y construir componentes de las células como las proteínas y los ácidos nucleicos. El catabolismo y el anabolismo son procesos acoplados puesto que uno depende del otro.

Este proceso está a cargo de enzimas localizadas en el hígado. En el caso de las drogas psicoactivas a menudo se trata simplemente de eliminar su capacidad de atravesar las membranas de lípidos para que no puedan pasar la barrera hematoencefálica y alcanzar el sistema nervioso central, lo que explica la importancia del hígado y el hecho de que ese órgano sea afectado con frecuencia en los casos de consumo masivo o continuo de drogas.

La economía que la actividad celular impone sobre sus recursos obliga a organizar estrictamente las reacciones químicas del metabolismo en vías o rutas metabólicas en las que un compuesto químico (sustrato) es transformado en otro (producto) y este a su vez funciona como sustrato para generar otro producto, en una secuencia de reacciones en las que intervienen diferentes enzimas (por lo general una para cada sustrato-reacción). Las enzimas son cruciales en el metabolismo porque agilizan las reacciones fisicoquímicas al convertir posibles reacciones termodinámicas deseadas pero “no favorables”, mediante un acoplamiento, en reacciones favorables. Las enzimas también se comportan como factores reguladores de las vías metabólicas —de las que modifican la funcionalidad, y por ende la actividad completa— en respuesta al ambiente y a las necesidades de la célula o según señales de otras células.

El metabolismo de un organismo determina las sustancias que encontrará nutritivas y las que encontrará tóxicas. Por ejemplo, algunas células procariotas utilizan sulfuro de hidrógeno como nutriente pero ese gas es venenoso para los animales.3​ La velocidad del metabolismo, el rango metabólico, también influye en cuánto alimento va a requerir un organismo.

Una característica del metabolismo es la similitud de las rutas metabólicas básicas incluso entre especies muy diferentes. Por ejemplo, la secuencia de pasos químicos en una vía metabólica como el ciclo de Krebs es universal entre células vivientes tan diversas como la bacteria unicelular Escherichia coli y organismos pluricelulares como el elefante.4

¿Es posible acelerar su metabolismo?

Publicado: 19 septiembre, 2017 en Educacion fisica

Aunque esto puede ser cierto al inicio, cuando nuestro cuerpo se da cuenta de que le damos menos calorías comienza a acumular grasa para incrementar sus reservas de energía. Por ello, comer más acelera tu metabolismo, siempre y cuando elijas alimentos sanos y que aporten nutrientes.

Cómo acelerar tu metabolismo para bajar de peso

Además de tomar un desayuno nutritivo es importante que lo combinemos con una cena ligera, ya que nuestro cuerpo acumula grasas por la noche.

Mujer que quiere bajar de peso

Aunque hayas heredado el metabolismo de tu familia, no estás condenado a conformarte con él y vivir con sobrepeso y las molestias que conlleva. Siempre es posible modificar nuestro metabolismo y hacer que trabaje con nosotros, y no en nuestra contra, para conseguir bajar de peso.

Algunos estudios han demostrado que cada uno de estos consejos acelera tu metabolismo, con lo que tu cuerpo baja de peso de forma más rápida, sana y natural en menos tiempo y con menor esfuerzo.

1. Desayuna algo nutritivo todos los días

Comer algo nutritivo en el desayuno hará que tu metabolismo comience a trabajar inmediatamente y de forma correcta. Puedes tomar algo como una tortilla de espinacas y queso feta con una rebanada de pan tostado integral poco después de levantarte .

De acuerdo con un estudio llevado a cabo por el Registro Nacional de Control de Peso de Estados Unidos con 5000 pacientes que implementaron el desayuno sano en su vida diaria, la pérdida de peso puede ser de hasta 30 kilos en 5 años.

Esto se debe a que el desayuno le da energía al cuerpo y este deja de acumular grasa, en su lugar comienza a trabajar con el alimento que le damos y baja de peso de forma natural. Además, es recomendable que cenes ligero, ya que durante la noche pasamos varias horas en ayuno y el cuerpo acumulará la mayor cantidad de grasa que pueda.

2. Agrega el té verde a tu dieta para bajar de peso

Te verde (2)
El té verde es conocido por sus propiedades antioxidantes, pero también se ha descubierto recientemente que ayuda a acelerar el metabolismo, y con ello a perder peso rápidamente.

Investigadores de diversas universidades han realizado estudios con varios grupos de gente para determinar los beneficios de esta infusión. Uno de los resultados obtenidos fue que quienes comenzaron el hábito de tomar té verde bajaron de peso con mayor rapidez que los demás, debido a que facilita la oxidación de la grasa y la termogénesis.

La cantidad ideal son 5 tazas de té verde al día, con lo que se incrementa considerablemente la energía del cuerpo con apenas 90 calorías.

3. Come alimentos ricos en omega 3

Ya sabemos que comer pescados ricos en ácidos grasos omega 3 (como el salmón o atún) acelera tu metabolismo, además de regular los niveles de azúcar en sangre y reducir otros problemas como la inflamación. Pero algunos estudios han comprobado que estos ácidos grasos también ayudan a reducir la resistencia a la leptina, una hormona que facilita la pérdida de peso.

En caso de que no te guste comer pescado o prefieras otras alternativas, puedes agregar un complemento diario de omega 3 que contenga entre 1,000 y 2,000 miligramos o algunos frutos secos para obtener los mismos beneficios.

4. No elimines todas las calorías de tu dieta

desayuno.saludable
Tenemos la idea de que quienes eliminan más calorías de su alimentación logran bajar de peso más fácilmente. Aunque esto puede ser cierto al inicio, cuando nuestro cuerpo se da cuenta de que le damos menos calorías comienza a acumular grasa para incrementar sus reservas de energía. Por ello, comer más acelera tu metabolismo, siempre y cuando elijas alimentos sanos y que aporten nutrientes.

También es importante que no pases largos períodos de ayuno. Lo ideal es comer 6 veces al día (300 calorías cada vez), en lugar de hacer dos comidas demasiado abundantes o de alto valor calórico.

5. Agrega distintas intensidades al ejercicio

La siguiente vez que realices ejercicio (caminar, nadar, correr, etc.) añade algunos intervalos de 30 segundos en los que aumentes la intensidad y luego regresa a la intensidad normal. Estos ligeros cambios harán que tu cuerpo consuma más energía, fortalece considerablemente la capacidad de las células para regenerarse y les ayuda a tener una mayor oxigenación.

Con esto también te puedes ejercitar menos tiempo pero lograr los objetivos deseados mucho más rápido. Estos intervalos los puedes añadir a cualquier deporte que realices.

6. Toma un descanso después de ejercitarte

ejercicio peso
El ejercicio es un regalo que le podemos hacer a nuestro cuerpo y nuestra salud, pero también puede ocasionar un cansancio muy severo cuando es demasiado intenso. Aunque el ejercicio nos ayuda a acelerar el metabolismo, un elemento clave es el descanso adecuado, que le permite a nuestro cuerpo regresar a su estado de calma total.

Es importante tener en cuenta que la cantidad de calorías que se quema con el ejercicio debe ser superior a la cantidad que consumes, esto te ayudará a bajar de peso más eficazmente.

7. Evita las grasas trans

Todos hemos escuchado lo malas que son este tipo de grasas, pero ademásreducen la habilidad natural de tu cuerpo para quemar grasa. Esto se debe a que alteran nuestras células y alargan nuestro metabolismo.

Por si esto fuera poco, también pueden generar resistencia a la insulina e inflamación. Así que elimina las grasas trans de tu dieta, acelera tu metabolismo y baja de peso.

8. Incrementa la ingesta de proteína

Salmon
Nuestro cuerpo tarda más tiempo en digerir los alimentos ricos en proteína que los ricos en grasa o carbohidratos. Esto significa que cuando comes proteína te sientes satisfecho por más tiempo, mientras que tu metabolismo sigue trabajando y quemando grasa para lograrlo.

Esto se traduce en un aceleramiento considerable de tu metabolismo y en una reducción de hambre. Además, se ha demostrado que comer proteína te permite ganar músculo en lugar de grasa.

Acelera tu metabolismo con una buena dieta

La genética marca algunas características de nuestro cuerpo, pero con algunos cambios podemos tomar el control de aquello que deseamos modificar y lograr bajar de peso. Acelerar el metabolismo significa que este trabajará más rápido, quemará más calorías y llegaremos o nos mantendremos en nuestro peso ideal.

Al seguir estos trucos, le damos la oportunidad a nuestro organismo de mantenerse sano de forma natural y autorregulada. Esto es mucho más sano que probar dietas complicadas que generan pocos resultados o seguir una mala alimentación que nos enfermará.

¿La grasa se suda?

Publicado: 17 septiembre, 2017 en Educacion fisica

BR-shutterstock_153769859¿Quién no ha visto a personas haciendo ejercicio con sudaderas gruesas, o incluso bolsas de plástico para sudar más?

¿La grasa se suda?

Por desgracia, la grasa no se suda. Vemos mucha gente que se pone más ropa de la necesaria para sudar y así perder peso pero en realidad lo que están haciendo es transpirar agua con elementos de deshecho para regular la temperatura en los niveles adecuados. Ya que ésta se eleva en el entrenamiento.

¿Entonces que pasa con la grasa?

La grasa es una fuente muy importante de energía, por lo que usa como energía para el entrenamiento. Por lo tanto la grasa no se suda, se oxida y se utiliza como energía.grasa-se-quema

La obesidad (exceso de grasa) y el sobrepeso (exceso de peso) constituyen una auténtica epidemia en el “primer mundo”. Por ello, mucha gente busque desesperadamente reducir su peso y grasa corporal, aunque no todo el mundo sabe cómo hacer esto de forma efectiva.

Sin duda, la obesidad (exceso de grasa) y el sobrepeso (exceso de peso) constituyen una auténtica epidemia en el llamado primer mundo. La OMS (Organización Mundial de la Salud) afirma que cada año mueren, como mínimo, 2,6 millones de personas por estos problemas. La situación en España también es alarmante: un 53,7% de los adultos tiene sobrepeso u obesidad, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística.

Todo ello hace que mucha gente busque desesperadamente reducir su peso y grasa corporal. Sin embargo, antes de actuar hay que conocer, por lo que mi objetivo en este post es analizar el mito de que la grasa se suda y se evapora a través de los poros de la piel.

Para acabar con este mito hay que responder a 3 cuestiones fundamentales:

1.- ¿De qué está compuesto el sudor?
El sudor está compuesto de agua, sales minerales y sustancias de desecho. Por tanto, lo que sudamos no es mantequilla ni tocino.

2.- ¿Por qué sudamos?
Básicamente para refrigerar a nuestro organismo, por eso sudamos más cuando tenemos calor. Así pues, sudar no es un medio para eliminar grasa, sino un medio para regular la temperatura corporal.

3.- ¿Cómo se elimina la grasa?
La grasa, aunque para muchas personas sea siempre la mala de la película, es una fuente de energía. De hecho, es la fuente de energía más rentable del organismo puesto que aporta 9 calorías por gramo. Los problemas vienen cuando tenemos exceso de ella. Así pues, ¿cómo vacías el depósito de gasolina de tu coche? Seguro que dejándolo aparcado en el garaje no…

En conclusión, la grasa no se suda, se utiliza

Si nos pasamos horas en la sauna con el objetivo de sudar abundantemente, seguro que eliminaremos muchas toxinas y bajaremos de peso, pero bajar de peso no significa bajar el porcentaje de grasa corporal. De hecho, en este caso la bajada de peso será debido a la pérdida de líquidos, por lo que una vez repuestos volveremos a nuestro peso habitual.

Del mismo modo, correr con altas temperaturas o usando prendas excesivamente abrigadas, hará que perdamos con mayor rapidez agua y sales minerales y, teniendo en cuenta que si perdemos de agua el equivalente al 4% de nuestro peso corporal el rendimiento físico se reduce un 20-30%, y que las sales minerales son necesarias para la contracción muscular, es evidente que bajo estas condiciones estamos limitando nuestra capacidad de hacer ejercicio y de quemar calorías, por lo que, en el mejor de los casos, no obtendremos los resultados deseados; ya que los riesgos de la deshidratación son tremendamente peligrosos: una pérdida de agua del 7% de nuestro peso corporal puede provocarnos un coma.

Si te interesa, puedes calcular tu índice de masa corporal en nuestra calculadora.

Espero que después de leer este post no derrames ni una gota de sudor en vano.

Tonificar el cuerpo

Publicado: 17 septiembre, 2017 en Educacion fisica

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Rutina de ejercicios para tonificar el cuerpo – Descripción

  • Duración: 6 semanas
  • Días de entrenamiento: 3
  • Descanso entre sesiones: 1 día, mínimo, entre día y día de entrenamiento
  • Material: Ninguno, es una rutina perfecta para hacer en casa
  • Dificultad: Intermedia
  • Descanso entre ejercicios: 1 minuto
  • Objetivos: Tonificar músculos y perder grasa

Rutina de ejercicios para tonificar el cuerpo – Ejercicios

Para esta rutina de ejercicios para tonificar el cuerpo, no vamos a necesitar nada de material para poder hacerla. Todos los ejercicios son con nuestro peso corporal, por lo que va a ser una manera más que adecuada para ganar fuerza y tono muscular.

Si lo que andamos es buscando ganar masa muscular, deberemos buscar otra rutina, pues aunque en un principio puede que nos reporte algunas ganancias en cuanto a masa magra, no tardaremos en estancarnos y crecer lentamente, pues el objetivo de este entrenamiento no es ése.

Rutina de ejercicios para tonificar el cuerpo – Lunes

Rutina de ejercicios para tonificar el cuerpo – Miércoles

Rutina de ejercicios para tonificar el cuerpo – Viernes

Cuando planeas en tu mente la rutina de entrenamiento que vas a ejecutar, crees que tu cuerpo será capaz de someterse de un momento a otro, a la gran actividad física que se requiere. Pero ¿qué le pasa a tu cuerpo? ¿realmente está listo para empezar de inmediato?

Claramente la respuesta es depende. Sobretodo depende, del tipo de actividad que debes hacer. Lo óptimo, en todos los entrenamientos, es empezar con un proceso previo a la ejecución, para prepararte tanto físicamente como psicológicamente.

El calentamiento es perfecto para ir introduciendo a tu cuerpo de manera progresiva, ese nivel de actividad deseado, logrando por tanto una adaptación del corazón, la circulación y la respiración, así como de los músculos y tendones.

La mejora del rendimiento físico, la reducción del riesgo de lesiones y el incremento de las condiciones de funcionalidad al inicio de la actividad son algunos de los beneficios que te puede aportar el calentamiento antes de tus entrenamientos.

Antes de entrar en aquello que se debe y no se debe hacer, en el calentamiento. Es importante conocer la diferencia entre un estiramiento estático y uno dinámico. Los estiramientos nos pueden venir bien como complemento de nuestro calentamiento.

  • Entendemos como estiramiento estático, cuando alargas un músculo y lo mantienes durante unos 10-30 segundos.
  • Por lo contrario un estiramiento dinámico, implica movimientos activos rápidos a través de pequeños ejercicios.

calentamiento

QUÉ HACER

Estiramientos dinámicos.

Utiliza ejercicios activos que movilizarán gradualmente los músculos dentro de tu rango de movimiento. Haz de 8- 10 repeticiones.

Sudar

El objetivo es conseguir que fluya la sangre y aumentar la temperatura de tu cuerpo. La intensidad es importante, pero más importante es mantener el ritmo.

Imitar tu rutina de ejercicios.

Dependiendo de los ejercicios que estás a punto de realizar, centra tu calentamiento en aquellos ejercicios que te pueden ayudar para comenzar a activar los músculos.

Conecta con tu mente

Establecer una conexión mente-cuerpo es importante para asegurar resultados mejores y más rápidos.

QUÉ NO HACER

Estiramientos estáticos.

Ciertas investigaciones han demostrado efectos negativos del estiramiento estático practicado inmediatamente antes de las sesiones de entrenamiento. Lo mejor es dejar este tipo de estiramientos para después o cualquier otro momento a lo largo del día.

No estiramiento balístico.

No debe confundirse con el estiramiento dinámico. El estiramiento balístico implica rebote al final del movimiento. No hacerlo ni antes ni después del entrenamiento.

No llegar al dolor

El calentamiento no es un desafío. Calentar con demasiada agresividad te llevará a una lesión, no a un atajo.