Archivos de la categoría ‘Lesiones’

La osteoartritis o artrosis

Publicado: 24 octubre, 2014 en Educacion fisica, Lesiones

La osteoartritis o artrosis, se debe al envejecimiento, ruptura en una articulación y desgaste del cartílago. La función del cartílago es ser amortiguador al proteger los extremos de los huesos y  favorecer el movimiento de la articulación.

Cualquier articulación puede verse afectada, pero ocurre con más frecuencia en la espina dorsal, manos, caderas o rodillas. Su aparición es lenta, comienza con dolor en las articulaciones después de hacer ejercicio o algún esfuerzo físico.

Se clasifica en:

1. Artrosis tipo I, de causa genética.

2. Artrosis tipo II, hormono dependiente (postmenopáusica).

3. Artrosis tipo III, relacionada con la edad.

Anuncios

belleza-como-recuperarse-contractura-460x345-laUna contractura muscular es, tal y como su nombre indica, una contracción continuada e involuntaria del músculo o algunas de sus fibras que aparece al realizar un esfuerzo. Se manifiesta como un abultamiento de la zona, que implica dolor y alteración del normal funcionamiento del músculo.

Suele aparecer cuando dicho músculo realiza una actividad inapropiada en intensidad o en función. Así, cuando en el gimnasio cogemos más peso del debido pueden aparecer contracturas. O cuando sin coger tanto peso, realizamos un esfuerzo mantenido en el tiempo, como es el caso de una mala colocación en la bici de spinning.

Las contracturas pueden aparecer en el momento en el que estamos realizando el ejercicio o después. Las primeras se producen porque hay una acumulación de los metabólicos, que provocan dolor e inflamación, al no haber una suficiente irrigación sanguínea que depure la zona. Las segundas se deben a la fatiga excesiva de las fibras, que al acabar el ejercicio ven disminuida su capacidad de relajación.

Lo primero que hay que hacer para tratar una contractura es prevenirla, y para ello que mejor que realizar un buen calentamiento para preparar al músculo antes del esfuerzo. Una programación progresiva en intensidad de las cargas también ayudará, de menos a más es el principio de intensidad. Un buen trabajo de flexibilidad también las evita al mejorar la distensión del músculo y facilitar la recuperación del músculo tras el entrenamiento.

Una vez que tenemos una contractura no queda más remedio que tratarla. No es conveniente tratar una contractura por sí mismo con masajes inapropiados o fármacos aconsejados, lo mejor es ir al médico o fisioterapeuta para que vea de qué tipo de contractura se trata y cuál es el mejor método para su tratamiento, entre los cuales se encontrarán:

  • Miorelajantes y anti inflamatorios: ciertos fármacos logran relajar la musculatura y reducir la contracción. Se suelen utilizar sobre todo en los casos en los que el dolor es muy acusado. Siempre deben de estar prescritos por tú médico
  • Calor local: suele ser muy útil al conseguir un efecto relajante y analgésico.
  • Masajes: como hemos dicho antes los masajes deben de darse por personal cualificado, sino la contractura irá a peor. El masaje provocará un aumento del flujo sanguíneo que mejora la recuperación de tejidos y limpieza de metabolitos además de propiciar una relajación del músculo, reduciendo la tensión y por tanto el dolor.
  • Los estiramientos y la actividad ligera en el agua son aconsejables trás la fase aguda de la contracción

Esguince de rodilla

Publicado: 10 abril, 2011 en Lesiones

Definición

Un esguince de rodilla es la distensión o el desgarro de los ligamentos que sostienen la rodilla. Los ligamentos son fuertes bandas de tejido que conectan los huesos entre sí.

Ligamentos de la rodilla

Imagen informativa de Nucleus

Causas

Los esguinces de rodilla pueden ser causados por:

  • Torcedura forzada de la rodilla
  • Detenerse repentinamente al correr
  • Cambiar el peso de pierna mientras corre o esquía
  • Caer en tierra torpemente después de saltar
  • Un golpe en el lado externo o interno de la rodilla
  • Un golpe en la parte delantera de la rodilla cuando la rodilla está doblada y el pie está firme sobre el piso

 Factores de riesgo

Estos factores aumentan la probabilidad de desarrollar un esguince de rodilla. Informe al médico si presenta alguno de los siguientes factores de riesgo:

  • Practicar deportes
  • Falta de coordinación
  • Desequilibrio
  • Flexibilidad y fuerza inadecuadas en músculos y ligamentos
  • Articulaciones flojas

 Síntomas

Los síntomas incluyen:

  • Dolor en la rodilla
  • Inflamación, enrojecimiento, calor o moretones alrededor de la rodilla
  • Menor amplitud de movimiento en la rodilla
  • Incapacidad para estar de pie sobre la pierna afectada
  • Dolor con la palpación donde el ligamento lesionado se une a un hueso de la rodilla
  • Inflamación dentro de la rodilla

 Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de los síntomas y sobre cómo ocurrió la lesión. Examinará la rodilla para comprobar la estabilidad de la articulación y la intensidad del dolor. Las pruebas pueden incluir:

  • Radiografía: una prueba que usa radiación para obtener imágenes de las estructuras internas del cuerpo, especialmente de los huesos (para saber si hay huesos fracturados)
  • Resonancia magnética (RM): una prueba que usa un campo magnético para obtener imágenes de las estructuras y así evaluar si un ligamento se ha desgarrado por completo (el uso menos frecuente)

 Grados

Los esguinces de rodilla se clasifican de acuerdo con su gravedad. Mientras más ligamentos estén afectados, más grave será la lesión.

  • Grado 1
    • Estiramiento y microdesgarro del tejido del ligamento
  • Grado 2
    • Desgarro parcial del tejido del ligamento
    • Ligera inestabilidad de la articulación al examinarla
  • Grado 3
    • Desgarro grave o completo del tejido del ligamento
    • Gran inestabilidad de la articulación

Esguince de rodilla de grado 2

Esguince de ligamento de rodilla

Tratamiento

El tratamiento incluye:

  • Reposo: evite ejercer cualquier tipo de presión sobre la rodilla; para ello, no se apoye sobre esa pierna al caminar.
  • Hielo: aplique hielo o una compresa fría en la rodilla durante 15 a 20 minutos, cuatro veces al día durante dos días. Ello ayudará a reducir el dolor y la inflamación. Envuelva el hielo o la compresa fría en una toalla. No aplique el hielo directamente en la piel.
  • Compresión: envuelva la rodilla con una venda elástica (p. ej., venda Ace). Eso limitará la inflamación y proporcionará algo de apoyo para la rodilla. Tenga cuidado de no apretar demasiado la venda.
  • Elevación: levante y mantenga la rodilla lesionada por encima del nivel del corazón. Hágalo el mayor tiempo posible durante 24 horas, aproximadamente. Ello ayudará a drenar el líquido y a reducir la inflamación. Si el esguince es grave, quizás deba hacerlo durante un par de días.
  • Medicamento: consulte con el médico qué medicamento puede tomar para el alivio del dolor. Los más comunes son:
  • Rodillera: quizás deba usar una rodillera. Además, es posible que el médico le recomiende usar una rodillera cuando vuelva a practicar deportes. Sin embargo, la Academia Americana de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) recomienda que los niños no usen rodilleras.
  • Yeso en la pierna: si el esguince es grave, quizás deba usar un yeso corto durante dos o tres semanas.
  • Ejercicios de rehabilitación: consulte con el médico qué ejercicios debe hacer para recuperar la flexibilidad, la amplitud de movimiento y la fuerza.
  • Cirugía: si un ligamento se desgarra por completo, posiblemente sea necesaria una cirugía.

 Prevención

Para reducir el riesgo de sufrir un esguince de rodilla:

  • Antes de hacer ejercicio, entre en calor y elongue. Después de hacer ejercicio, deje enfriar los músculos y elongue.
  • Cuando se sienta cansado, deje de hacer deportes y ejercicio.
  • Haga ejercicios que permitan fortalecer los músculos de la pierna.
  • Aprenda cuál es la técnica adecuada para hacer deportes y ejercicio. De este modo, reducirá el esfuerzo sobre todos los músculos, ligamentos y tendones, incluso los que están alrededor de la rodilla. Además, use el equipo adecuado.
  • Consulte con el médico si debe usar una rodillera.

Esguince de tobillo

Publicado: 10 abril, 2011 en Lesiones

Tratamiento:

Tratamiento para esguince de tobillo
El esguince de tobillo, es una lesión que ocurre cuando bruscamente forzamos el tobillo o tropezamos con algo, y éste se mueve hacia un lado. Suele ser es muy frecuente en las personas.

El tobillo, es la articulación entre la pierna y el pie, se lesiona con frecuencia en actividades diarias (laborales, deportivas y recreativas).

Los esguinces del tobillo resultan del desplazamiento hacia dentro o hacia fuera del pie, dislocando o rompiendo los ligamentos de la cara interna o externa del tobillo.

El dolor de un esguince de tobillo es intenso y con frecuencia impide que el individuo pueda realizar sus actividades diarias durante un periodo variable de tiempo.

Sin embargo, con un tratamiento adecuado puede curarse rápidamente, sino se convierten en un problema crónico.

Uno de los tratamientos es evitar el edema que se produce tras la lesión, por lo tanto, la aplicación de hielo es básica en los dos o tres primeros días, junto con la colocación de un vendaje compresivo. También, si hay dolor al caminar, debe evitarse el apoyo usando unas muletas para evitar aumentar la lesión.

Además, dependiendo de la severidad de la lesión una férula (tablilla) o un yeso pueden ser efectivos para prevenir mayores daños y acelerar la cicatrización del ligamento.

Asimismo, es recomendable guardar reposo durante tres o cuatro días, mantener la extremidad levantada. Igualmente, debe evitarse el apoyar el pie en el suelo durante la lesión.

Después de seguir el tratamiento y el reposo recomendado por el médico, se puede ir apoyando el pie en el suelo según la tolerancia de la persona. De modo que se pueda incrementar la movilización del tobillo con un poco de tensión. Es importante devolver la fuerza a la articulación del tobillo mediante un ejercicio adecuado.

Las primeras 48 horas se puede sentir dolor o molestia, por tal razón los médicos recomiendan la toma de antiinflamatorios no esteroides, esto sólo si no tiene contraindicación en su caso. Si persiste la molestia se le sugiere ir al médico.

El esguince de tobillo es muy común en las personas, tratarlo a tiempo evitará males mayores.