¿Hacer pesas disminuye el pecho en las mujeres?  

Publicado: 19 agosto, 2018 en Educacion fisica

www.nutricionypesas.com

La gran mayoría de las mujeres consideran sus  senos una  parte fundamental en su aspecto físico, de hecho, las operaciones estéticas en aumento de pecho no dejan de aumentar año  tras  año.

Una leyenda urbana o tópico muy  conocido entre las mujeres, dice que realizar ejercicios con  pesas puede disminuir el tamaño de los senos en la mujer, a continuación, os vamos a explicar que esto no es más que un mito y es totalmente incierto.

Antes de todo, hay que diferenciar entre las glándulas mamarias, y los músculos pectorales. Las glándulas mamarias están formadas por tejido adiposo o grasa, y estos tejidos están justo encima de los músculos pectorales de la mujer como podemos observar en la siguiente fotografía:

Como se puede observar, no tienen nada que ver los músculos pectorales con  las glándulas mamarias cuándo realizamos nuestro entrenamiento con  pesas, ya que nuestro objetivo en este caso es trabajar los músculos pectorales consiguiendo así una  mayor firmeza, incluso sensación de volumen en el busto de la mujer. Cabe recordar que los músculos pectorales en la mujer son  los encargados de sujetar las glándulas mamarias y un mejor desarrollo de estos músculos hará que mejore el aspecto de los senos.

Pero, ¿qué es lo que hace disminuir o aumentar el tamaño de los senos en una mujer?

Las dietas bajas en calorías y con  un exceso de trabajo cardiovascular pueden hacer disminuir los depósitos de grasa en una  mujer, de igual modo que en otros lugares del cuerpo, estos depósitos de grasa se reducen y así lo harán en las glándulas mamarias pudiendo parecer que el tamaño de los senos se reduce, pero esto es algo totalmente reversible a la que se recupere el peso anterior. De todos modos, siempre os recomendaremos una alimentación adecuada y saludable para vuestro organismo.

Desmintiendo un mito: El entrenamiento del pectoral en la mujer aumenta o disminuye  los senos

El  pecho es una parte importante de la anatomía femenina, ya que para muchas chicas es un signo inequívoco de femineidad, fertilidad, sex‐appeal… Por este motivo cada vez son más las operaciones de aumento de pecho que se producen en nuestro país. Precisamente entorno a esto existe una falsa creencia muy extendida entre las mujeres  que practican deporte, y consiste  en que cuanto más entren pectoral más aumentará o disminuirá el tamaño  de su pecho.

Esta creencia es algo totalmente erróneo, ya que nada tiene que ver la tonificación muscular del pectoral con el aumento de las glándulas mamarias en la mujer, ya que aunque estén en el mismo lugar del cuerpo, son partes diferenciadas. Por ello en este post queremos aclarar las posibles dudas que existen al respecto entorno a este falso mito que tiene a las mujeres dejándose la piel  trabajando el pectoral.

Músculos pectorales

Antes de nada debemos tener claro que la estructura muscular de la mujer es similar a la del hombre. Ellas poseen músculos  pectorales que se encuentran debajo de las glándulas mamarias que son las que se encargan de dar al pecho el aspecto que tiene y que lo diferencia del hombre. La función de los pectorales en el caso de la mujer es la de sujeción de las glándulas mamarias, por lo que el desarrollo de los mismos nada tiene que ver con el tamaño de los pechos.

El trabajo del pectoral lo que hará en este caso será mantener las fibras musculares activas y tonificadas. Al igual que sucede con el hombre, la mujer experimentará un aumento de dichas fibras y un endurecimiento de las mismas. Esto es algo que no afectará al tamaño de los senos, sino que lo único que conseguirán con eso es mantener estos senos es su sitio, evitando que con el paso del tiempo acaben por descolgarse.

Glándulas  mamarias

El tamaño de los senos depende de otros factores. Para controlar esto es necesario que sepamos que las glándulas mamarias están por encima de los músculos del pectoral y están formadas por depósitos  de grasa. Estos depósitos de grasa no varían con el entrenamiento con pesas, ya que la intensidad de este ejercicio no afecta a las fibras grasas, sino que la manera de aumentar o disminuir el tamaño de los pechos en el caso de la mujer se realiza de otra manera.

Al tratarse de depósitos de grasa la única manera  de reducirlos o aumentarlos será a través de la alimentación y de la realización de ejercicio aeróbico,  ya que esta es la mejor manera de quemar calorías y reducir los depósitos de grasa del organismo. Al reducir la grasa, el pecho se verá afectado y disminuirá sustancialmente.

Por ello, no solo sirve con realizar ejercicios de tonificación para conseguir el pecho perfecto, sino que debemos llevar  a cabo una mezcla de varios  tipos de entrenamiento. Por un lado trabajaremos los músculos pectorales, y por otro lo que haremos será intentar mantener la grasa justa en esta parte del cuerpo, para así lograr unos senos firmes y bien localizados. De nada sirve matarse a realizar series y series de ejercicios con peso si no cuidamos nuestra alimentación y el control de la cantidad de grasas en el organismo.

Entrenamiento de pecho para mujeres ¿Bueno o malo?

Vamos a responder a las preguntas si los ejercicios para pecho en mujeres son malos, si es beneficioso, si el pecho aumenta, si el pecho disminuye, etc…

Es un hecho que los hombres ejercitan mucho los pectorales, pero muchos mitos y rumores giran en torno al entrenamiento de pectorales para mujeres. Muchos se preguntas si este entrenamiento de pectoral específico para mujeres es perjudicial, si es beneficioso,  si el pecho aumenta, si el pecho disminuye, etc… En realidad hay una gran cantidad de mitos, por  lo que en esta ocasión hablaremos a fondo sobre este tema, veremos si es beneficioso  o no y algunos consejos para entrenar el cuadrante de los pectorales.

Repasando la anatomía

Antes de comenzar con  los puntos que veremos a continuación, tenemos que dar  un repaso muy  rápido sobre la anatomía, ya que aquí tenemos dos  cosas que son  muy  diferentes; por  un lado  está la mama y por  otro lado  el tejido muscular.

La mama, por  normal general, la mama se encuentra entre la segunda y la sexta costilla, que se encuentra superponiendo a los músculos pectorales, qué son  los que realizaran la acción. Cómo todos sabemos, la función de la glándula mamaria es alimentar al bebé, y está formada por  tres capas: La capa superficial (que esta separa de la piel alrededor de 0,5 o 2,5 cm de tejido adiposo), la capa intermedia (que está conformada por  tejido conectivo muy  denso y que actúa como un marco de apoyo) y la capa profunda (que está formada por  el tejido glandular).

Dicho esto, ahora es momento de hablar del tejido muscular, en dónde nos  enfocaremos en pectoral menor y en el pectoral mayor. Este tejido muscular es el que se estimular y el que se entrenara durante los entrenamientos de pectorales.

El tejido muscular se encuentra envuelto por  la fascia muscular, y lo que hace esta fascia es separar estructuralmente el tejido muscular de la mama y unirla a esta de forma mecánica.

Conclusiones

Entonces, los senos están formador por:  tejido glandular, tejido adiposo, tejido conectivo y la fascia superficial. La cuestión aquí es que estos tejidos no responden ante el movimiento voluntario, lo que quiere decir que cuando entrenamos el pectoral no estamos estimulando directamente estos tejidos, por  lo que no se pueden hipertrofiar o crear masa muscular en ellos. En los músculos pectorales si se puede ganar masa muscular, y cuando ganamos masa muscular en los músculos pectorales podemos “empujar” la glándula mamaria y darle cierto impulso a la copa.

Hipertrofiaría real

Se ha hablado de ganancia de masa muscular y de hipertrofia, ya que muchas mujeres tienen miedo de que puedan ganar mucha masa muscular y de conseguir una gran hipertrofia, pero la realidad es que las expectativas de ganancia de masa muscular en las mujeres no son  muy  altas, es decir, es muy  complicado. Es realmente complicado que se lleguen a poner tan grandes (justo como no quieres estar). Simplemente recordemos que una mujer tiene aproximadamente 10 veces menos testosterona que un hombre y aproximadamente 4 veces más estrógenos, por  lo que  sicológicamente es imposible que te “pongas como un hombre” o muy  grande.

Puede que estos temores vengan por  el estereotipo de las mujeres de  fisicoculturismo que vemos en las revistas, pero lo cierto es que eso se aleja mucho de la realidad, ya que no es lo frecuente o lo normal, ya que esas mujeres obtienen ayuda exógena para poder conseguir esos cuerpos grandes. Así que, siempre que trabajes de forma natural no tienes nada de qué preocuparte en cuanto a conseguir una gran hipertrofia.

¿De qué depende la firmeza, el tamaño y la forma?

Principalmente los cambios en cuanto a la   firmeza, el tamaño y la forma dependen de los diferentes cambios hormonales en la vida de una mujer.

De qué depende la firmeza? Principalmente esto depende de la densidad mamaria. Es decir, de la relación entre la grasa y el tejido conectivo, el cual, se encarga de actuar como marco de apoyo.

En condiciones normales y en una etapa en concreto de la mujer, estos factores son  muy resistentes al cambio. Pero cuando se pierde una gran cantidad de grasa corporal, es muy  posible que los pechos se vean disminuidos, pero es por  la pérdida de grasa, no por el hecho de entrenar los pectorales.

Recomendaciones para el entrenamiento de pectoral

Aquí te mencionare algunos aspectos importantes para que puedas sacarle el máximo provecho a tus entrenamientos.

1. Las mujeres tienen mayor cantidad de triglicéridos intramusculares, los cuales ayudan como sustrato energético durante la realización de un ejercicio. Una mujer reduce alrededor de un 50% sus reservas de glucógeno durante un ejercicio que un hombre.

2. Se recomienda que trabajes entre un rango de 8 y 11 repeticiones. Con esto quiero decir, debes de sacar mayor partido en rangos repeticiones más bajos.

3. Procura centrarte sobre todo en la porción superior del pectoral mayor, es decir en la zona Sobre todo porque esta es la parte más visible, por lo tanto vale la pena que esté mejor entrenada. Aunque claro, esto no tiene que ser lo único que entrenes.

4. Es más interesante hacer trabajos con mancuernas o con máquinas de palancas independientes, especialmente para evitar problemas de dolor y de sensibilidad.

Conclusiones finales

Si trabajas el pectoral de forma correcta, solamente implicara resultados positivos, como un mejor tono muscular, un mejor tono en la fase que envuelve al seno, mejorara la función estructural de soporte y parcialmente se evita la caída. Además se mejora la fuerza y se conseguirá equilibrar ciertas descompensaciones.

Anuncios

Déjame tu comentario y gracias.!!

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s