Archivos para 28 enero, 2017

A algunos os gustan, otros los temen. Sin duda el burpee es uno de los ejercicios más desafiantes de Freeletics. Pero no existe ninguna razón para que no te gusten: ¡son supercompletos! Tanto si quieres ganar musculatura, como perder peso o simplemente mejorar tu forma física, los burpees te ayudarán.

¿QUÉ MÚSCULOS SE TRABAJAN?

Los burpees trabajan todo el cuerpo. Tanto los grupos musculares principales más grandes, como los pectorales, los de la espalda o las extremidades inferiores, como los músculos accesorios más pequeños del torso, los hombros y los brazos se ven muy involucrados. Por lo tanto, se pone atención en múltiples zonas del cuerpo de forma simultánea y directa. ¡Por eso los burpees cansan tanto pero son tan eficaces!

Aunque llamarlos «accesorios» pueda indicar lo contrario, estos músculos son de gran importancia. Sin ellos los músculos más grandes no podrían entrenarse con eficacia ni trabajar de forma eficiente por sí mismos. Estos músculos son los que te hacen parecer más atlético. Para ser exactos mejoran la postura, estabilizan el esqueleto y hacen que los músculos principales se vean más.

¡SON SUPEREFECTIVOS CONTRA LA GRASA CORPORAL!

Los burpees además de trabajar los músculos pueden hacer milagros contra la grasa corporal.

Para hacer burpees el cuerpo tiene que proporcionar muchísima energía a la mayoría del sistema muscular y esto quema cantidad de calorías. Los ejercicios muy intensos, como los burpees, permiten que este efecto dure hasta incluso después de entrenar. La razón por la que esto ocurre es el exceso de consumo de oxígeno post ejercicio (EPOC, por su nombre en inglés). Los burpees aumentan la frecuencia de respiración y estimulan el metabolismo. Cuanto mayor es la diferencia entre la actividad metabólica durante una rutina y en descanso, más le cuesta al cuerpo volver a su estado normal. Esto quiere decir que el consumo de calorías incrementa incluso varias horas después del entrenamiento y, por lo tanto, esto ayuda a perder grasa de modo sostenible.

MÁS QUE UN MEDIO PARA LLEGAR AL FINAL: CÓMO MEJORAN TU ESTADO

El efecto de los burpees no solo se manifiesta en tu apariencia. Muchos de vosotros habéis progresado en vuestro rendimiento después de unas semanas practicando Freeletics. ¡Los burpees han contribuido mucho a ello! Te será difícil encontrar otro ejercicio que entrene a la vez la fuerza y resistencia tan bien y que, además, mejore los reflejos, la coordinación y la capacidad de los músculos en tan poco tiempo. Debido a un patrón de movimiento complejo y al uso de los grupos musculares más grandes, el burpee te facilitará la realización de otros ejercicios como las flexiones o las sentadillas. Además, el sistema cardiovascular y los pulmones se benefician sobremanera de los burpees. Durante una sesión intensiva de burpees los músculos trabajan de forma más aeróbica de lo que lo harían con la mayoría de ejercicios que existen. La respiración y la circulación sanguínea están a pleno rendimiento para compensar la falta de oxígeno en los músculos, lo que quiere decir que es una buena rutina para el sistema respiratorio y circulatorio. Esto te servirá para la siguiente rutina y para tu vida diaria: subir escaleras o correr a coger el autobús será más fácil.

¡PRESTA ATENCIÓN A LA TÉCNICA CORRECTA!

Es importante que realices siempre los burpees con una técnica correcta. Échale un vistazo a los vídeos de instrucciones de vez en cuando y controla cómo lo haces con regularidad.

¿Mantienes la tensión en el torso en todo momento? ¿Mientras estás en el suelo las rodillas, caderas y hombros forman una línea vertical? ¿Se tocan las manos detrás de la cabeza? Si tu respuesta es sí, ¡muy bien! La única manera de aprovecharte de todas las ventajas que los burpees ofrecen es realizar el ejercicio con la postura adecuada.

POR CIERTO:

Los burpees los desarrolló un médico americano en 1930 como una prueba de rendimiento para el servicio militar. Desde entonces, forman parte del entrenamiento militar en todo el mundo y normalmente se integran en aquellos regímenes de entrenamiento en los que se exige una capacidad superior a la media, p. ej. en el departamento de bomberos o equipos de fútbol o artes marciales. Así que si tu entrenador te dice que hagas 50 o 100 burpees, utiliza esta rutina como una prueba para evaluar tu rendimiento y observar el desarrollo de tu forma física con el paso del tiempo.

Anuncios

Artrología

Publicado: 28 enero, 2017 en Educacion fisica

La artrología es la rama de la anatomía que se dedica al estudio de las diferentes articulaciones. También se le conoce como sindesmología. La articulación es el conjunto de partes blandas y duras, por medio de las cuales se unen dos o más huesos próximos, siendo esta la conexión funcional entre los huesos del esqueleto. Sus principales funciones son: permitir el desplazamiento del cuerpo en el espacio, posibilitar el desplazamiento de los huesos entre sí y también permiten la correcta postura corporal.

Una articulación es una estructura que funciona como elemento conector de diferentes piezas óseas o cartilaginosas del esqueleto. Generalmente las articulaciones entrañan la idea de movimiento, pero también funcionan como elemento de fijación firme para la unión de huesos. Juegan un papel importante en los movimientos corporales, desde respirar y caminar hasta labores evolutivamente complicadas como el uso de herramientas.

Las articulaciones se pueden clasificar de acuerdo a su ubicación topográfica:

  • articulación de la columna vertebral
  • articulación de la cabeza
  • articulación del tórax
  • articulación de los miembros, tanto superiores como inferiores

También se pueden clasificar de acuerdo a su grado de movilidad:

  • Inmóviles (sinartrosis): se encuentran generalmente en el cráneo y la cara, estas se dividen en sindesmosis(se desarrollan en el tejido conjuntivo del cráneo. Ej: A. parieto-parietal, parieto-frontal, etc) y sincondrosis (ocurre cuando el tejido mesiático se transforma en tejido cartilaginoso . Ej: esfeno-occipital, apófisis estiloides del temporal.)
  • Semimóviles (anfiartrosis): estas se dividen en anfiartrosis típicas o verdaderas, en la cual las superficies articulares se unen por fibrocartílago interóseo y es cubierto por cartílago hialino(Ej: unión entre vértebras). También esta la diartroanfiartrosis, en la cual la superficies articulares en vez de ser continua presentan una hendidura en su parte central(ej: sínfisis púbica).
  • Móviles (Diartrosis): generalmente son las articulaciones en los huesos que sirven como “palancas”, se caracterizan, por que para que funcionen deben tener ciertos elementos anatómicos: superficies articulares (parte de huesos próximos entre si), cartílago hialino (cartílago fibroso que cubre cierta parte del los hueso próximos), ligamento capsular o cápsula (tejido conjuntivo fibroso que envuelve las superficies articulares para que no se dañen entre si).

las diartrosis más conocidas son: enartrosis: (ej: articulación escapulo-humeral, coxo-femora) al ser una articulación que posee una esfera permite todos los movimientos. condiloartrosis: (ej: condilo del humero con la cúpula del radio)posee todos lo movimientos menos rotación. trocleartrosis: (ej: troclea del humero con la cavidad sigmoidea mayor del cúbito) los movimientos que puede hacer son solamente; flexión y extensión. otras diartrosis: trocoides, artrodias, encaje reciproco.

Las articulaciones según su conformación, se dividen en:

  • Cartilaginosas: Conservan el ensamblaje óseo por medio de un cartílago y no poseen cavidad sinovial.
  • Fibrosas: Mantienen unidos los huesos gracias al tejido conectivo fibroso, el cual contiene abundantes fibras de colágena, y carece de cavidad sinovial.
  • Sinoviales: Los huesos que forman este tipo de articulación cuentan con una cavidad sinovial; se mantienen juntos por la acción del tejido conectivo denso y regular de una cápsula articular y con frecuencia por el trabajo de los ligamentos.

    Articulaciones Fibrosas

    Estas articulaciones se caracterizan por tener tres superficies articulares unidas por tejido fibroso, bien entre dos huesos desarrollados a partir de tejido fibroso, bien entre dos huesos desarrollados a partir de tejido cartilaginoso. En el primer caso, la articulación es una sindesmosis; en el segundo, se trata de una sutura.

    Las suturas se dividen, dependiendo de la configuración de las superficies articulares, en dentada, escamosa y plana. En la sutura dentada, los huesos se unen por engranaje de las superficies articulares, que presentan una especie de dientes. La sutura escamosa es una sutura dentada en que las superficies articulares están talladas en bisel. La sutura plana se caracteriza por superficies articulares relativamente planas y sin dientes. Finalmente, se da el nombre de esquindilesis a aquella articulación cuya una de sus superficies, en forma de cresta, se enclava en la superficie opuesta, en forma de ranura. La articulación del hueso vómer con el hueso esfenoides es un ejemplo de esquindilesis.

    Articulaciones Cartilaginosas

    En las articulaciones cartilaginosas, las superficies articulares, planas o cóncavas, recubiertas de cartílago, se unen a) por medio de un ligamento interóseo, fibroso o fibrocartilaginoso, que se extiende entre las superficies articulares, y b)por ligamentos periféricos que recubren el contorno del ligamento interóseo. El tejido intermedio o ligamento interóseo puede diferenciarse en cartílagohialino y entonces la articulación se denomina sincondrosis, o bien en una masa de tejido fibrocartilaginoso situada entre las superficies articulares que recibe la denominación de sínfisis. Ocasionalmente, las sínfisis pueden presentar en su parte central un esbozo de cavidad articular, por lo que en ocasiones se han considerado articulaciones intermedias entre las articulaciones sinoviales y las cartilaginosas, y han recibido el nombre de articulaciones sinoviocartilaginosas.

    Articulaciones Sinoviales o Diartrosis

    Las articulaciones sinoviales presentan: a) superficies articulares lisas, que se hallan separadas por una cavidad articular y se mueven unas sobre otras; b) una cápsula articular y ligamentos, y c) una membrana sinovial.

    Superficies Articulares

    Las superficies articulares están siempre revestidas de cartílago, denominado cartílago articular. Este cartílago presenta una superficie libre, lisa y pulida. Su espesor es proporcional a la presión que soporta por unidad de superficie. Sólido, flexible, elástico y liso, el cartílago articular facilita los deslizamientos, protege la superficie ósea e impide el desgaste del hueso.

    a) Disco o menisco articular. Con frecuencia las superficies articulares no se adaptan exactamente. En este caso, las concordancia se restablece mediante láminas fibrocartilaginosas interarticulares denominadas meniscos articulares. Las caras libres y lisas de los meniscos se aplican exactamente sobre las superficies articulares correspondientes. Su contorno se adhiere a la cápsula. en ocasiones el menisco forma un tabique completo o disco articular, que divide la cavidad articular en dos porciones. Otras veces el tabique es incompleto; las superficies articulares entran en contacto en el centro de la articulación y se separan una de otra en su periferia; el menisco se reduce entonces a un anillo situado entre las porciones periféricas de las superficies articulares.

    b) Rodetes periarticulares. Se denominan así los anillos fibrocartilaginosos dispuestos alrededor de las cavidades articulares. Los rodetes se adiferencias de los meniscos por el hecho de que sólo una de las dos caras del rodete es libre y articular, mientras que la otra se adhiere a la superficie articular correspondiente. Los rodetes aseguran, al igual que los meniscos, la perfecta adaptación de las superficies articulares. Al mismo tiempo, aumentan la extensión y profundidad de la superficie articular a que pertenecen.

    Cápsula articular y ligamentos

    Las superficies articulares se mantienen en contacto mediante una cápsula articular y ligamentos. La cápsula articular es un manguito fibroso que se une al contorno o a las proximidades de las superficies articulares.

    La cápsula es tanto más laxa cuanto más móvil es la articulación y más amplios son sus movimientos.

    La cápsula puede fijarse bien en la vecindad inmediata del cartílago articular, bien a una distancia más o menos grande del revestimiento cartilaginoso. La inserción de la cápsula a distancia del cartílago se observa en las articulaciones muy móviles. Resulta evidente que la movilidad de la articulación es tanto mayo cuanto más alargada es la cápsula.

    La inserción capsular se efectúa además siempre más allá de las superficies articulares, hasta el límite de las superficies óseas opuestas, aunque no articulares, que se rozan o simplemente entran en contacto en los movimientos de la articulación.

    La cápsula articular presenta en algunos lugares refuerzos, denominados ligamentos, que se sitúan allí donde la cápsula debe presentar una mayor resistencia.

    No todos los ligamentos son refuerzos capsulares. Algunos están situados a distancia de la cápsula y corresponden, la mayoría de las veces, a tendones o músculos que, en su origen, estaban en relación con la articulación. Posteriormente, estos músculos han tomado nuevas inserciones o bien han perdido toda función; sin embargo, el tendón primitivo, próximo a la articulación, persiste y se transforma en un ligamento (Sutton).